Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con este móvil no necesitarás cámara de fotos

Sony sigue apostando por 'smartphones' centrados en su capacidad fotográfica. Xperia XZ es su mejor creación hasta la fecha

Sony Xperia XZ usa un tipo de aluminio que aporta acabados más brillantes. Ampliar foto
Sony Xperia XZ usa un tipo de aluminio que aporta acabados más brillantes.

Cuando Sony inauguró el pasado año su nueva familia de smartphones de la mano del Xperia X, se centró en tres aspectos: el diseño, la cámara fotográfica y la autonomía. Prácticamente un año después, esta premisa se sigue manteniendo intacta terminal tras terminal, y Sony Xperia XZ no es una excepción. Por características (y precio) se sitúa en la cúspide de su actual catálogo y, de hecho, se trata de su teléfono más completo hasta ahora.

COMPRA ONLINE EL XPERIA XZ

Tamaño: 14,6 x 7,2 x 14,6 cm. Pantalla de 5,2 pulgadas.

Destacamos: 256 gigabytes de almacenamiento, cámara trasera de 23 megapíxeles y 161 gramos de peso. 

Por 462€ en Amazon

De memoria

Ficha técnica

Pantalla: 5,2 pulgadas Full HD con tecnología TRILUMINOS

Procesador: Qualcomm Snapdragon 820 de 64 bits

Memoria RAM: 3 Gb

Almacenamiento: 32 Gb / Ranura para microSD hasta 256 Gb

Cámara: Trasera de 23 megapíxeles con apertura de F2.0, flash LED y vídeo 4K; frontal de 13 megapíxeles y gran angular de 22 mm

Batería: 2900 mAh, Qnovo Adaptative Charging, Battery Care, Modo STAMINA, carga rápida

Sistema operativo: Android N

Tamaño: 146 x 72 x 8,1 mm

Peso: 161 g

Conectividad: Wi-Fi Miracast, Bluetooth 4.2, A-GNSS, DLNA, Google Cast, NFC

Otros: nanoSIM, IP68, Corning Gorilla Glass



A simple vista, Xperia XZ resulta muy familiar, con un diseño que refleja la personalidad de los terminales de la firma japonesa: líneas rectas, componentes bien integrados, acabado elegante… Hay pequeños cambios: el más interesante es el uso de un material llamado Alkaleido en la cubierta trasera. Se trata de una nueva forma de aluminio con beneficios estéticos que permite acabados más brillantes. De ahí la intensidad del color azul (Forest Blue) del terminal que hemos probado. La pantalla se integra a la perfección en el conjunto. Con 5,2 pulgadas, posee una resolución Full HD que, si bien ofrece una visualización muy buena y nítida, no alcanza el número de píxeles de los móviles con panel QHD. Y en este rango de precio, son ya mayoría.

Además, el Xperia XZ es resistente al agua y al polvo con calificación IP68 (inmersiones durante media hora a un metro de profundidad), integra un lector de huellas dactilares en el botón de encendido que funciona a la perfección independientemente de cómo sitúes el dedo y mantiene la presencia del útil disparador fotográfico. ¡Ah! Y sigue fiel al conector jack para auriculares.

Pantalla del Sony Xperia XZ. ampliar foto
Pantalla del Sony Xperia XZ.

En la parte trasera sobresale la cámara que, según la firma, es “la más avanzada en un teléfono hasta la fecha”, aunque la realidad es que parte de las características que ya vimos en el Xperia X meses atrás: 23 megapixeles, flash LED, lentes Sony G con apertura f2.0 y angular de 24 mm. Un análisis rápido de estas prestaciones nos permite decir que hay pocos smartphones que puedan conseguir a día de hoy unas fotografías de un tamaño similar al que ofrece este modelo. Eso sí, hay que tener en cuenta que cuando se desea realizar fotos con esta calidad hay que seleccionarla de forma manual, porque Sony ofrece por defecto un tamaño de 8 megapíxeles. Esta cifra tiene su sentido ya que las fotografías con 23 megapíxeles ralentizan mucho el sistema, al tiempo que ocupan gran cantidad de espacio y, por lo tanto, es fácil agotar la capacidad de almacenamiento. Por otro lado, la lente es muy luminosa y su formato angular hace que el encuadre de las fotografías de paisajes o escenas amplias sea óptimo. Sólo hay que tener cuidado con la deformación de los rostros en los retratos. Asimismo, se echa en falta la captura de imágenes RAW.

Enfoque rápido

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Resolución de la cámara

- Autonomía

- Lector de huellas

Lo peor:

- Resolución de la pantalla

- Software de la cámara

Bajo la cámara se encuentran un flash LED y dos sensores: uno infrarrojo RGBC, que captura la información de los colores para que sean más fieles a la realidad y mejora el balance de blancos; y un enfoque láser que aumenta la rapidez de esta función. Realmente se nota la diferencia. Tanto, que podemos considerarlo una de las claves de la cámara. También, continúa presente la función de enfoque automático que predice el movimiento de sujetos y objetos, y es capaz de conseguir que las imágenes salgan siempre enfocadas. Por todo ello, las imágenes capturadas con condiciones de luz adecuadas resultan admirables, con una reproducción del color y un balance de blancos idóneos. Cuando escasea la iluminación exterior aparece algo de ruido, pero los resultados siguen siendo destacables.

En cuanto al vídeo, Sony Xperia XZ graba con calidad 4K y se vale de un sistema de estabilización de cinco ejes para compensar la falta de estabilización óptica de imagen; una característica presente con frecuencia en los modelos de la competencia. El resultado sorprende de forma positiva teniendo en cuenta esta carencia, sin movimientos bruscos o zonas desenfocadas.

Valoración y veredicto

Calidad-precio: ****

Diseño: ****

Innovación: ***

Manejo: *****

Extras: ***

Veredicto:

  • Rotundamente bueno
  • Recomendable
  • Neutro
  • Más bien negativo
  • Muy negativo

Las sensaciones con el software son bastante opuestas. Y es que, aunque ha experimentado alguna mejora, todavía debe pulirse para que su uso sea más intuitivo. Decimos esto porque algunas funciones no están situadas en el lugar más lógico o habitual y eso dificulta su uso. Por ejemplo, en los ajustes del modo manual se controla la velocidad de obturación, la exposición o el enfoque, pero ni rastro de la sensibilidad. Y este ajuste sí está disponible, pero no aquí: se encuentra en el menú general. Otra situación parecida se produce a la hora de elegir la grabación de vídeo 4K: en las opciones de vídeo la máxima resolución que es posible seleccionar es Full HD y, para aumentar esta calidad, hay que acceder al menú de aplicaciones de la cámara, el mismo lugar en el que están los efectos o la posibilidad de capturar vídeos Timeshift.

Batería más duradera

Como avanzábamos al principio, el tercer pilar del terminal es la batería. En este caso, incorpora una unidad de 2.900 mAH que definen como inteligente: además de adaptar la corriente en función de su estado para evitar daños, se ha diseñado un sistema para vigilar y controlar su funcionamiento y aumentar así su vida útil. En concreto, esta función, que ha sido pensada para los usuarios que cargan sus móviles durante la noche, hace que el smartphone detenga la carga automáticamente cuando llega al 90% de su capacidad, para reactivarla a tiempo de que esté completa al levantarnos. Por lo demás, vuelve a estar presente el sistema de ahorro de energía y es posible optimizar algunos ajustes relacionados con las aplicaciones en segundo plano que alargan un poco más la autonomía. En general, es sencillo alcanzar una jornada completa, e incluso dos días si se reduce el consumo de contenidos multimedia o se desconecta el Wi-Fi.

La competencia

- Apple iPhone 7

- Samsung Galaxy S7

- Huawei P9

- LG G5

El rendimiento es fluido, con una experiencia de uso excelente en todos los supuestos. Los responsables son el dúo formado por el procesador Snapdragon 820 de Qualcomm y 3 GB de memoria RAM que, aunque pueda parecer escasa si se revisan las características técnicas de otros modelos de la competencia, se comportan perfectamente en el día a día.

Con Android 7.0, incluye la capa clásica de los terminales de Sony, con una estética parecida a Android nativo pero con algunas apps adicionales como PlayStation, Spotify o el antivirus AVG Protection. Incorpora además alguna función interesante como el Limpiador Inteligente, ideal para mantener el equipo limpio de archivos temporales, memoria caché y carpetas con archivos desconocidos.

Mejorando

Por todas estas características consideramos que Sony sigue dando pasos importantes para mejorar sus terminales y poco a poco va consiguiendo ponerse a la altura de los mejores. Todavía tiene que pulir algunos aspectos, aunque eso no nos impide catalogar este terminal como un dispositivo recomendable para aquellos usuarios que deseen realizar fotografías con su móvil y, sobre todo, busquen autonomía y un uso totalmente fluido.

Más información