Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moto G4: Moto G se hace grande

La compañía presenta al sucesor del mítico 'smartphone'

Motorola Moto G4.

El reto no era fácil. Superar el peso de la fama del mítico Moto G, un smartphone elegido como el mejor terminal del año por diferentes medios en sus sucesivas versiones, parecía algo realmente difícil de lograr. Pero Motorola no ha cejado en el empeño y la esperada cuarta generación del dispositivo llega cargada de munición pesada en su chasis y prestaciones. Ahora bien, el fabricante ha superado por la mínima la etiqueta de low-cost que ostentaban las versiones precedentes, y ahora se sitúa en una posición de móvil económico con ínfulas de premium. Pero siempre, una opción de compra que debe estar en todas las quinielas.

¿Cuál fue el verdadero mérito del Moto G en su origen? Lograr un equilibrio que parecía imposible entre un móvil con excelentes prestaciones y con un precio que lo hacía accesible a prácticamente todo el mercado. Este móvil ha salido siempre redondo al fabricante y es mucho decir en un mercado en el que prácticamente todos los terminales tienen un ‘pero’ (precio, batería, prestaciones…) que lo descartan como opción de compra a última hora. Así las cosas, el fabricante ha tenido que echar el resto para lograr superar las propias marcas establecidas y ser fiel a los principios de coste comedido y excelentes prestaciones con el nuevo modelo. Y parece que lo ha logrado.

Prestaciones ‘pro’ a precio popular

Si bien es cierto que Motorola se ha visto obligada a aumentar los precios en esta nueva versión de la saga y atravesar la barrera psicológica de los 200 euros, la realidad es que va a compensar estirar un poco la cartera por todo lo que se lleva uno. Esta nueva versión ha sido bautizada como Moto G4 (el ‘4’ viene de cuarta generación) y supone una evolución en tamaño, prestaciones y rendimiento que sitúan al terminal en posiciones de premium, aunque sin retirar del todo el pie en el segmento económico que le ha visto florecer. El G4 crece hasta las 5,5 pulgadas, entrando ya de lleno en dimensiones en las que se baten el cobre terminales como el iPhone 6 Plus o el reciente Galaxy S7. Y estas nuevas dimensiones han sido aprovechadas por Motorola para dotar al equipo de una batería de mayor capacidad, alcanzando los 3.000 mAh, sin duda, una de las demandas que con más insistencia hacen los usuarios.

Mejora también el rendimiento del equipo con un procesador Snapdragon 617, 2 GB de RAM y la otra gran bala de los estadounidenses se encuentra en la cámara de fotos, un apartado donde el G4 quiere brillar con luz propia. El fabricante ha establecido dos niveles de prestaciones con dos modelos, el G4 y el G4 Plus, que se diferencian precisamente en la cámara y el sensor de huellas que luego comentaremos. En el G4 Plus, la óptica alcanza los 16 MP y cuenta con un sistema de autoenfoque por láser, y hay un modo pro para quienes quieran aventurarse a configurar apertura, exposición y demás opciones. Se ha incidido también mucho en el apartado de los selfies, con un ángulo amplio que permite que se pueda fotografiar más contenido en la misma toma.

Además del sensor de huella, presente únicamente en el modelo superior y mediante el cual se puede desbloquear el móvil en apenas 750 milisegundos, y la otra prestación premium es la carga rápida, que ofrece hasta 6 horas de uso adicionales en apenas quince minutos de carga. El terminal cuenta además con una protección ante salpicaduras (aunque el fabricante deja claro que no es sumergible), y en lo que respecta al precio, el G4 Plus costará 269 euros frente a los 229 euros del modelo básico. Su fecha de lanzamiento en España será en el mes de junio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información