Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Audio de calidad sin ataduras

Los auriculares de Bowers & Wilkins, P5 Wireless, quieren acabar con el sambenito de la mala calidad que ofrecen los inalámbricos con respecto a los de cable. Los analizamos

Cuando un audiófilo busca unos auriculares, lo normal es que se decante por un modelo con cable; tradicionalmente, ha sido la alternativa que ofrece mejor calidad de sonido. Bowers & Wilkins quiere cambiar esa preferencia con su primer dispositivo Bluetooth, los P5 Wireless: diseño sobrio y sonido con calidad CD son sus cartas de presentación.

COMPRA ONLINE LOS BOWERS & WILKINS P5

Tamaño y peso: 24,4 x 28,3 x 7,1 cm y 213 gramos.

Destacamos: un rango de frecuencia de 10 Hz-20kHz, bluetooth 4.1  y batería de litio recargable. 

Desde 149€ en Amazon

Sensación de libertad

Separarse de la fuente de audio, total libertad de movimientos mientras se disfruta de la música o, simplemente, no escuchar el roce del cable en la ropa son algunos de los beneficios de utilizar unos auriculares inalámbricos. Así que estas también pueden ser las principales razones para elegir unos auriculares como los Bowers & Wilkins P5 Wireless, pese a que sean algo más caros que las versiones con cable.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Diseño y construcción

- Versatilidad

- Autonomía

Lo peor:

- Precio alto

- Las almohadillas de piel dan calor

Lo habitual es que la transmisión sin cables de la música se realice a través de Bluetooth. Este modelo no es una excepción. Sin embargo, ofrece streaming a través de Bluetooth AptX, un estándar inalámbrico que permite enviar la misma calidad de sonido de un CD gracias a que consigue un mayor ancho de banda.

Funcionan con una batería interna que garantiza una autonomía aproximada de unas 17 horas. Si se agota en el peor momento, basta con conectar el cable adicional con el que vienen y que permite transformarlos en unos auriculares tradicionales.

Comodidad con una pega

Desde el packaging hasta los auriculares, todo en el diseño de los P5 Wireless es sobrio y elegante, combinando aspectos modernos con otros más retro.

Bowers & Wilkins P5 Wireless. ampliar foto
Bowers & Wilkins P5 Wireless.

Las almohadillas han sido fabricadas en un cuero muy blando y suave al tacto, al igual que la diadema, que cuenta con un acolchado de alrededor de un centímetro de grosor para dar comodidad. Bordeando los auriculares, hay un detalle hecho en aluminio: el mismo material que se descubre al hacer más grande la diadema.

Las almohadillas son planas y tienen unos pequeños orificios por los que sale el sonido. Se pueden quitar fácilmente, pues se adhieren gracias a un sistema magnético (una característica útil en caso de que haya que sustituirlas). Resultan bastante cómodas durante largos periodos de tiempo, aunque cuando hace calor tienden a calentarse un poco. A ello también contribuye que los auriculares sean de tipo supraaural (también llamados on ear), es decir, que se sitúan colocados sobre la oreja.

Valoración

  • Calidad-precio: 3 sobre 5
  • Diseño: 5 sobre 5
  • Innovación: 3 sobre 5
  • Manejo: 4 sobre 5
  • Extras: 3 sobre 5

Veredicto: Recomendable

Control intuitivo 

Los controles son muy básicos y están situados en el auricular derecho. Es necesario consultar las instrucciones antes de utilizarlos por primera vez porque no tienen ningún tipo de símbolo o marca que identifique su función. Así, en el lateral se encuentran tres botones: dos para subir y bajar el volumen, y un tercero en el centro para iniciar o pausar la reproducción, pasar a la canción siguiente (pulsando dos veces seguidas) o a la anterior (tres veces).

Otras opciones de la competencia

  • Sennheiser Momentum 2.0
  • Bose Soundlink On Ear
  • Sony MDR-1A
  • Philips Fidelio M2BT

También funcionan como sistema manos libres inalámbrico y, de hecho, el botón play/pause sirve también para comenzar o terminar llamadas. Cuenta con dos micrófonos que ayudan a que el interlocutor escuche mejor la voz.

En la parte inferior del mismo auricular hay un control más, destinado al encendido y apagado del dispositivo y a la sincronización Bluetooth. Junto a él, una conexión microUSB para cargar la batería interna. La almohadilla izquierda solo esconde el conector para el cable adicional.

Una vez se conoce la funcionalidad de cada control, su uso resulta intuitivo: desde emparejarlos con la fuente de audio (exactamente igual que con cualquier auricular Bluetooth) hasta controlar la reproducción. Además, pueden emparejarse con un total de ocho dispositivos de audio a la vez, aunque recuerda cuál ha sido el primero en hacerlo y siempre le da prioridad con respecto a los siete restantes.

Aislados

Este modelo de auriculares utiliza los mismos drivers que el modelo con cable (Bowers & Wilkins P5), con un tamaño de 40 milímetros y diafragmas suspendidos. Es un sistema similar al de las cajas acústicas de alta fidelidad y su objetivo es mejorar la precisión del sonido.

Ficha Técnica

  • Tipo de auriculares: 2 de 40 mm de gama completa
  • Rango de frecuencia: 10 Hz – 20 kHz
  • Impedancia: 22 ohmnios (pasivos)
  • Distorsión: <0,4% (1 kHz710 mW)
  • Sensibilidad: 109 dB/V a 1 kHz
  • Entradas: minitoma estereofónica con clavija de 3,5 mm, microUSB 2.0
  • Códecs Bluetooth: aptX, AAC, SBC
  • Peso: 213 gramos
  • Otros: Bluetooth 4.1, batería de litio recargable, diafragma con amortiguamiento de Nylon, espuma fonoabsorbente, bobina de CCAW

El resultado es un audio bien balanceado que destaca en los sonidos bajos y en la reproducción de melodías. Como suele ser habitual, cuando la reproducción se realiza en modo inalámbrico pierde algo de claridad, aunque es un aspecto que solo apreciarán los usuarios con el oído más educado. De todas formas, como ofrece la posibilidad de utilizar cable, en momentos puntuales puede utilizarse para obtener el máximo rendimiento.

Además, gracias a su diseño cerrado, consiguen aislar bastante del ruido externo (aunque no completamente), y también evitan que otras personas escuchen la música si se sitúan al lado.

En el camino

Dentro de la caja del producto encontraremos cinco elementos: los auriculares, las instrucciones, el cable de recarga, el cable de audio y una funda de transporte. Esta bolsa, pensada para guardar los auriculares durante los desplazamientos o para protegerlos cuando no se están usando, está confeccionada en un tejido suave y acolchado y se cierra con un par de botones magnéticos. Aunque resulta bastante grande, su tamaño está justificado porque los auriculares no son plegables y tienen que caber completos.

 

Más información