Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

La guerra china por el mejor móvil de gama media

A un mes de su desembarco en el mercado internacional, probamos el Meizu M2Note y el Xiaomi Red Rice Note 2, los principales contendientes del gigante asiático en los terminales de menos de 120 euros

Los dos móviles comparados, el Meizu M2Note y el Xiaomi Red Rice Note 2.
Los dos móviles comparados, el Meizu M2Note y el Xiaomi Red Rice Note 2.

Tanto el vicepresidente de Xiaomi, Hugo Barra, como el de Meizu, Li Nan, aseguran que sus empresas tienen como objetivo poner tecnología de calidad a un precio asequible al alcance de todo el público. Y ambas marcas chinas lo demuestran con sus últimos teléfonos móviles, el Red Rice Note 2 y el M2Note. Son los dos terminales que lideran la implacable lucha abierta en el gigante asiático por lograr el mejor smartphone de la gama media: son potentes, incorporan interesantes capas del sistema Android 5.0, están equipados con cámaras más que aceptables, pantallas FHD, 2 GB de memoria RAM, almacenamiento de 16 GB, conectividad 4G, ranura para tarjeta MicroSD, y doble SIM, y cuestan solo 799 yuanes. 110 euros al cambio. Por eso, a un mes de su desembarco en el mercado internacional, en EL PAÍS hemos querido probarlos para salir de dudas y dictar un veredicto que se antoja complicado.

En primer lugar, lo que salta a la vista. Aunque en dimensiones son casi calcados, el diseño del panel frontal resulta muy diferente. Y, aunque para gustos están los colores, el M2Note resulta mucho más atractivo. Al fin y al cabo, aunque se trata de un dispositivo Android, Meizu lo ha despojado de los tres botones característicos de ese sistema para incorporar el único botón M-Back, nueva marca de la casa, que adopta las funciones de ‘ir atrás’ -con un toque- y de ‘ir a la pantalla de inició’ -con presión-. El bisel metálico que lo rodea le confiere un agradable toque premium que se echa en falta en el rival de Xiaomi.

No obstante, el Red Rice Note 2 incluye agradables mejoras sobre su predecesor. Una de las más visibles es la retroiluminación de los tres botones táctiles rojos en la parte inferior, que se agradece en condiciones de poca luz. Por lo demás, ambas pantallas ofrecen unos niveles de luminosidad y de contraste similares. Donde sí que hay una gran diferencia -y bastante curiosa por cierto-, es en la ubicación de los botones de encendido y de volumen. Por razones que escapan a la lógica, Meizu ha decidido ubicarlos en el lateral izquierdo del móvil. Sin duda es muy útil para los zurdos pero no tanto para el grueso de la población. Sorprende la decisión, además, porque rompe con el resto de los modelos de la marca.

Meizu M2Note

A favor:

- Diseño y botón multifunción M-Back

- Cámara principal con flash ‘dual tone’

- Cámara secundaria con gran angular

- Incluye idioma Español

En contra:

- Velocidad del procesador

- Ubicación de los botones de encendido y de volumen

- Plástico de la tapa trasera

- Batería no intercambiable

En la tapa posterior, ambos han decidido ubicar sus cámaras de 13 megapíxeles en el centro del tercio superior, algo que se agradece a la hora de tomar fotografías sin que algún dedo haga una aparición indeseada. Pero Meizu también resulta vencedor en el diseño. Porque incluye un flash dual del que Xiaomi ha prescindido, y porque ha ubicado el altavoz en el lateral inferior, junto al punto de carga, y no en la propia carcasa. Eso permite disfrutar de un sonido claro incluso cuando se está sujetando el móvil con la mano, algo que no sucede en el caso del Red Rice Note 2 porque se tapa el altavoz. Eso sí, la calidad del plástico empleado por Xiaomi es superior. El acabado mate lo ha tomado prestado de la versión internacional del Mi4 y evita que se queden las huellas, algo que sí sucede en el M2Note.

Una vez encendido, las diferencias entre las capas de Android desarrolladas por las dos marcas chinas son importantes. El MIUI de Xiaomi se antoja más intuitivo y más personalizable, sobre todo gracias al inmenso catálogo de temas e iconos, pero el Flyme de Meizu gana en simplicidad. El M-Back, además, permite una navegación más rápida y precisa, ya que no hay posibilidad de cometer un error al tocar el botón y el usuario termina desviando la mirada de la pantalla mucho menos. Eso sí, se tarda un tiempo en acostumbrarse tanto a su uso como al acceso del modo multitarea, que requiere deslizar hacia arriba el dedo en el borde inferior de la pantalla.

Red Rice Note 2

A favor:

- Velocidad del procesador

- Capa Android muy personalizable

- Uso energético muy optimizado

- Batería intercambiable

En contra:

- Diseño insípido

- Altavoz ubicado en la tapa trasera

- Flash de un solo tono

- No incluye idioma español de serie

A pesar de que el funcionamiento de ambos sistemas es fluido, salta a la vista la diferencia en la rapidez de los procesadores, apartado en el que gana con diferencia el Mediatek Helio X10 de ocho núcleos que incorpora el modelo de Xiaomi. A una frecuencia de 2.0 Ghz. en la versión estándar, y 2.2 Ghz. en la versión Pro que cuesta 999 yuanes (140 euros) e incluye 32 GB de almacenamiento, supera con creces al Mediatek 6753 -también ‘octacore’- que opera a 1,3 Ghz. en el cerebro del M2Note. Puede que las décimas de segundo extra que tarda en abrir cada aplicación no parezcan gran cosa, pero es que la batalla a este nivel está en los detalles.

Por eso hay que analizar en profundidad elementos como las cámaras que incorporan, que sobre el papel son idénticas. En la de los ‘selfies’, ambas de 5 megapíxeles, no hay duda: gana Meizu con su óptica gran angular, ya que permite incorporar más elementos en las imágenes sin que se note apenas distorsión en la imagen. La cámara principal, sin embargo, es muy parecida. Ambos tienen un enfoque rápido, buena resolución, y una respuesta aceptable en condiciones de poca luz. El M2Note capta más detalles -aunque el procesamiento de la imagen es un poco áspero- y tiende a un tono verdoso, mientras que el Red Rice Note 2 proporciona imágenes con tonos más rojizos y negros más intensos.

Arriba, foto hecha con el M2Note. La realizada con el Red Rice Note 2 está abajo. ampliar foto
Arriba, foto hecha con el M2Note. La realizada con el Red Rice Note 2 está abajo.

Como sucede con el sistema en general, también es más fácil navegar por las opciones de disparo en la aplicación que controla la cámara del M2Note, mientras que resulta interesante la función de Xiaomi que permite hacer la foto con un doble toque sobre la pantalla, ya que agiliza la operación sobre todo cuando se quiere enfocar en un punto que no sea el centro. Y también es curiosa la tecnología de reconocimiento facial que le permite crear carpetas con fotografías clasificadas por el rostro de los que las protagonizan. Con solo tres caras diferentes en la galería del teléfono, entre ellas la de un gato, el sistema funciona. La calidad del vídeo -1.080p- es muy similar en ambos y, aunque mejorable, tampoco hay gran diferencia en el modo de cámara lenta.

Finalmente, aunque el uso de los terminales para esta prueba ha sido limitado y la batería de ambos es muy similar -3.100 mAh. de Meizu frente a 3.060 mAh. de Xiaomi-, parece que el MIUI del Red Rice Note 2 le saca más partido. No obstante, ambos soportan sin problema un día entero de uso moderado. Así, la decisión de utilizar uno u otro está más relacionada con su diseño que con cualquier otra cosa. No obstante, cabe mencionar dos últimos detalles. Meizu sí incorpora el idioma Español en sus menús, y se puede reservar en la tienda internacional oficial de la marca (www.meizumart.com), mientras que el Xiaomi solo incluye originalmente el inglés y se ha de comprar en canales más opacos. Por el contrario, el Red Rice Note 2 está equipado con una radio y el M2Note no.

Más información