Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La casa de bitcoins Mt.Gox se acoge a la ley japonesa de quiebras

El Gobierno nipón señala que cualquier regulación de la moneda virtual debe ser internacional

Un operador de Bitcoin en la sede de MT.Gox
Un operador de Bitcoin en la sede de MT.Gox Bloomberg

Virtual y sin gobiernos ni autoridades. Así es el bitcoin y los sitios web que los intercambian. Hasta que hay problemas. La japonesa Mt.Gox, una de las mayores casa de intercambio de bitcoins, se ha acogido este viernes a la ley nacional de quiebras. Mt.Gox cerró el martes su web después de comprobar que estaban desapareciendo bitcoins de los monederos electrónicos depositados en su web.

Unas horas antes, el ministro de finanzas japonés, Jiro Aichi, había señalado que cualquier regulación del criptomonedas como el bitcoin debía implicar la cooperación internacional para evitar vacíos legales. Casi a la vez, la la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, se desmarccó de cualquier responsabilidad de los avatares del bitcoin, "ya que no tenemos ningún control ni autoridad ni jurisdicción sobre ella", aunque añadió que el Gobierno debería considerar una forma de regular las monedas virtuales.

En Japón, Aichi añadió que su Gobierno respondería a los problemas generados por Mt.Gox "si es necesario"  tras averiguar exactamente lo que sucedió. "No es solo el Ministerio de Hacienda. Muchos otros organismos están relacionados", Aichi dijo en conferencia de prensa. "En cuanto a su situación jurídica, una moneda  bajo la jurisdicción de Japón sería la que emite el Banco de Japón. En ese sentido, el bitcoin no es una moneda".

Un documento que circula en Internet señala que más de 744.000 bitcoins -por valor de unos 423 millones dólares al cambio actual- habían desaparecido de Mt.Gox, una empresa de consultoría con sede en Tokio.

Pese al batacazo del sitio MtGox, las transacciones con bitcoins se mantienen más o menos estables en torno a las 70.000 diarias, menos que en el pico de diciembre  de 2013 (102.000), pero casi el doble que hace un año, y cinco veces más que hace dos años.

Más información