Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Line pagará por ver publicidad

El servicio de mensajería añade vídeos patrocinados en Asia

Ejemplo de pegatinas de Line.
Ejemplo de pegatinas de Line.

La venta de pegatinas y explotación de cuentas oficiales y patrocinadas ya no serán la única forma de negocio de Line. La aplicación de mensajería instantánea acaba de anunciar que pagará a sus usuarios por ver vídeos publicitarios. Aunque no han desvelado el precio del soporte ni cuánto se pagará por cada visionado, sí se sabe que lo harán en “Line Coins”, dinero canjeable por servicios propios, cómo créditos para juegos, complementos de la cámara o las citadas pegatinas, como de empresas online con las que lleguen a acuerdos. Este acuerdo comenzará a funcionar con los clientes de Japón, Taiwán, Hong Kong, Tailandia, Indonesia, Malasia y Singapur.

La publicidad en vídeo es uno de los soportes cuya explotación más se extiende. Facebook añadió esta misma semana una modificación que ha levantado críticas entre muchos de sus fieles en Estados Unidos, donde ya funciona la muestra de anuncios multimedia en móvil de manera automática, sin tener que dar a ningún botón y tampoco posibilidad de evitarlo a priori.

Line nació en Japón, poco después del terremoto y posterior tsunami en 2011, una de sus grandes virtudes es la capacidad de pasar de una plataforma a otra. Se puede usar tanto en móviles de Apple y Android, como en tabletas y ordenadores, esto último no lo tiene su máximo rival, WhatsApp, cuyas cuentas se asocian siempre a un número de teléfono móvil. A cambio, es de pago y no se plantean incluir publicidad.

La aplicación cuenta en España con 15 millones de usuarios activos. En 2014 se han propuesto la meta de conquistar el mercado de América Latina, donde aprecian un crecimiento notable en Brasil y Argentina, así como en México, donde superan los 10 millones. Aunque han abierto oficina en Mountain View, donde se encuentra la sede central de Google, todavía no son populares ni en Estados Unidos ni en Europa Central.

Más información