Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'Angry birds' estrenan parque temático

La ciudad que acoge la instalación espera duplicar las visitas este verano

Los 'Angry birds' estrenan parque temático

Hace tres años no existían. Hoy Angry birds, el jueguecito gratuito para móviles está a punto de superar los mil millones de descargas este verano. Y la semana pasada saltó del mundo virtual al físico con el primer marque temático.

En la rivera sur del lago Näsijärvi, entre grandes abedules y una verde vegetación suena continuamente la pegajosa melodía de los Pájaros Enfadados. La ciudad de Tampere recibe el primer parque temático de este fenómeno del juego electrónico. Tampere a 160 kilómetros al noroeste de Helsinki, es la tercera ciudad en importancia de Finlandia.

“Para la Factoría Rovio (estudio creador del juego) este parque significa un gran paso, pues ya ha despertado el interés en diversos lugares del planeta. Esta puede ser una buena plataforma de lanzamiento”, dice el director del parque Miikka Seppälä.

Son doce atracciones que reproducen diez episodios de los juegos de los pájaros enfadados que han llenado móviles y tabletas. Hay carruseles, columpios, escaleras, paredes para escalar. Pero el mundo físico no se olvida del virtual. Tras pagar diez euros (menores de cuatro años, gratis), al cruzar la entrada con un móvil o una tabletas se activa una aplicación y se van cargando nuevos episodios de Angry birds.

Este verano el juego superará los mil millones de descargas en móviles y tabletas

“Cuando un jugador entra en nuestro recinto se activa de inmediato la nueva aplicación Särkänniemi y de acuerdo a las actividades que el jugador realice en el parque puede obtener una muy buena cantidad de puntos”, asegura Seppälä.

El parque de los pájaros, que ocupa una extensión de una hectárea, es un complemento a otro, pese a ello el precio de la entrada es el mismo. “Nuestro negocio es la difusión del juego. A esto se suma que dentro del recinto tenemos un puesto de venta con todos los complementos relativos al juego”, dice Seppälä.

Efectivamente, gorras, camisetas, peluches y hasta la gaseosa llevan los dibujos de los pájaros a unos precios que oscila por debajo de los 10 euros.

La Factoría Rovio informó en su último balance de 48 millones de euros en beneficios; dado que los Angry birds se pueden descargar gratuitamente, el merchaidising es fundamental. El 30% de las ventas son por complementos. “Ha sido una inversión considerable”, dice el director del parque, “pero si todo va bien, puedo recuperar lo invertido ya durante el presente curso”.

“Según nuestras estimaciones, la cantidad de visitantes a Tampere se incrementará en el verano en un 90%. Todo esto gracias a los Angry Birds”, dice la jefa de comunicaciones Aila Rajamäki.

No es de extrañarse, los Angry birds romperán este verano la mítica barrera de los mil millones de descargas. Pronto habrá otro parque en el Reino Unido y otros en Asia. La Factoría Rovio quiere ser la Walt Disney del siglo XXI, y todo con unos pájaros que se descargan gratis en los teléfonos.