Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MWC, CONGRESO MUNDIAL DEL MÓVIL

Windows 8 ya se puede descargar

El nuevo sistema operativo de Microsoft funcionará en todo tipo de pantallas, grandes y pequeñas, pero no en móviles

Un ordenador con Windows 8.
Un ordenador con Windows 8.

Steven Sinofsky, presidente de Windows, fue el encargado de presentar el nuevo sistema operativo. Windows 8 es para tabletas y ordenadores, pero Microsoft lo ha presentado en una feria consagrada a los móviles. Es un signo más de la mezcla entre aparatos que vivimos. Todos los fabricantes de hardware y software quieren tener una solución que mande sobre el resto. Microsoft ha sido la última en llegar, pero lo ha hecho con el músculo que caracteriza al gigante de los ordenadores.

“Nos hemos retado a nosotros mismos para dar lo mejor de los ordenadores y del mundo móvil”, arrancó Steven Sinofsky. Desglosó la presentación en tres ejes: sistema operativo, aplicaciones (el término “programa” debe sonar viejuno) y los aparatos que estrenarán Windows 8. “Hemos empezado una plataforma desde cero para llegar a un nuevo nivel de funcionalidades”, insistió. Desde septiembre han hecho más de 100.000 cambios y al mismo tiempo que se desvelaba a la prensa, publicaron una web para descargar el nuevo sistema operativo sin coste alguno: estará en inglés, alemán, francés, japonés y chino. Aunque la presentación mundial ha sido en Barcelona, no está, por ahora, ni en español ni en catalán.

El directivo subrayó, como suele hacer Apple, que será “fácil para todos. Toda la actividad se verá de un vistazo. Bonito, rápido y que dé una experiencia fluida”. Una de las novedades es la conexión a la nube. El usuario tendrá un perfil para almacenar sus archivos, preferencias de interfaz y programas.

Para mostrar la nueva interfaz basada en cuadrados, denominada Metro, tomaron la palabra Julie Larson-Green, Vicepresidenta de Windows, y Antoine Leblond, vicepresidente de servicios web. Además de mostrar cómo en la portada aparecen las notificaciones de mensajes, estado de la batería y agenda, una vez que se entra en el navegador los dedos mandan. Desaparece la barra de navegación. Está en la parte inferior, escondida. El contenido de las páginas web está en toda la pantalla. Los vídeos también salen así. No se han olvidado de su consola, Xbox 360. Lanzarán juegos que sirvan en ambas plataformas.

Será fácil para todos. Toda la actividad se verá de un vistazo. Bonito, rápido y que dé una experiencia fluida”

El paso de aplicación a aplicación, con un solo gesto en los bordes de la pantalla con el pulgar, es casi inmediato. Al menos en la tableta que usó Larson-Green en la presentación.

Agradó especialmente a la audiencia, analistas, periodistas y algunos fabricantes invitados por Microsoft, la forma de añadir contenido en redes sociales. Se puede tener abierta la aplicación de Facebook, arrastrar levemente un dedo sobre el lateral izquierdo de la pantalla para acceder a lo que se tiene abierto y arrastrar y soltar para compartirlo con los contactos. Ya sea una foto, un vídeo o un enlace. Adjuntar correos también pasar a ser así de sencillo.

Antoine Leblond se centró en el ordenador. Con un ultrabook de Lenovo matizó por qué lo hacía: “Las pantallas táctiles son geniales para objetos grandes y gestos. El ratón es mejor para hacer algo más cuidadoso”. Un cambio notable es la gestión de los procesos, que mejora. Enseñaron cómo se ve el gráfico de la transferencia de un archivo de un giga.

¿Quién no ha tocado la pantalla del ordenador de la oficina?, dijo Larson-Green para enseñar cómo usa un ordenador con pantalla táctil. “Las aplicaciones son mejores que las páginas web”, añadió.

Steve Ballmer.
Steve Ballmer.

La nube se hace presente. Siempre que se busca un archivo, se accede tanto al almacenamiento local como a Skydrive, el servicio de la casa, o Photobucket si son fotos.La tienda de aplicaciones estará integrada, como viene siendo habitual en la AppStore y el Android Market, el ordena será temático. Durante el periodo de prueba, todas gratis.

En el aspecto más técnico mostraron las primeras tabletas que funcionarán con nuevos procesadores. Nvidia y Qualcomm podrán empezar a incluir sus productos en tabletas y ordenadores Windows.

Uno de los aspectos que hizo fracasar Windows Vista fue la falta de controladores para periféricos. Sinofsky remarcó que será cuestión de segundos conectar cualquier impresora, pantalla, teclado o ratón. La empresa que dirige Steve Ballmer no puede fallar otra vez en el mundo de los portátiles.

No se olvidaron de Intel y de los ultrabooks. La segunda generación de los mismos, equipados con el procesador Ivy Bridge permitirá arrancar en menos de 10 segundos. Uno de los ejemplos fue un ordenador Envy de HP, con una carcasa, como la de los móviles, difícil de rayar, hecha con Gorilla Glass. Los fabricantes de portátil parecen haber aprovechado la llegada de Windows 8 y el imparable éxito de MacBook Air para empezar a mimar el diseño.

Sinofsky cerró con un resumen de las características del nuevo sistema operativo: “Cuantas más aplicaciones tengas, mejor será la experiencia”. Destacó que funcionará tanto en pequeñas como grandes pantallas y que será la mejor opción para el hogar y el trabajo. El viejo sueño de Microsoft, unir ocio y negocios en un aparato.

La empresa de Redmond sacó pecho con dos aparatos diferentes. Uno extremadamente grande: una pantalla de 80 pulgadas, capaz de responder a las órdenes de hasta 100 dedos a la vez; y un ordenador con procesador de doble núcleo que cabía en la palma de la mano. Solo había que conectar teclado y pantalla. Tan potente como un ordenador de escritorio de alta gama, pero listo para llevarlo en el bolsillo. “Todas las formas y tamaños sirven para Windows 8”, concluyó Sinofsky.

Antes de que Windows 8 llegue al mercado, Microsoft irá desgranando más datos sobre su navegador Explorer 10, que vendrá por defecto, la conexión con sus teléfonos y más aparatos compatibles con su nueva plataforma.