Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo socialista quiere garantizar por ley la neutralidad de la Red

España sería el tercer país en aprobar esta medida, tras Chile y Holanda.

El grupo socialista quiere que la neutralidad de Internet, que garantiza una red abierta y sin limitaciones, esté garantizada por ley por lo que ha introducido una enmienda en el proyecto que modifica la Ley General de Telecomunicaciones.

La portavoz socialista, Lourdes Muñoz, presentó las enmiendas de su grupo a la ley y la relativa a la neutralidad se ha hecho tras el pronunciamiento a su favor de la UE.

La enmienda quiere introducir en la ley el derecho a que "el tráfico individualizado de datos recibido o generado en el servicio de acceso a internet, no sea modificado, bloqueado, desviado, priorizado o retrasado, en función del tipo de contenido, del origen del mismo, del protocolo o de la aplicación utilizada".

También propone la introducción del secreto de las comunicaciones de datos que circulen por internet y el deber de los operadores a garantizarlo.

Lourdes Muñoz también destacó la introducción de enmiendas que refuerzan los derechos de los usuarios en materia de facturación, información y compensación por degradación del servicio de forma que tenga derecho a una compensación cuando la velocidad de internet sea inferior a la contratada.

En sus enmiendas, el grupo socialista pide que los contratos se puedan resolver comunicándolo al operador con una antelación mínima de dos días.

Además se propone la creación de una de tarifa que garantice que todos los estudiantes cuenten en su hogar con acceso a la conexión de banda ancha.

La introducción de las mejoras tecnológicas en el servicio universal de forma que puedan ser renovadas las prestaciones sólo con un real decreto también forma parte del conjunto de propuestas del grupo socialista.

Por el momento, solo dos países han aprobado esta medida: Chile y Holanda. El pasado mes de noviembre el grupo popular en el Senado pidió que se debatiese la legislación actual para promover la citada neutralidad.