Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oracle reclama a Google 2.600 millones de dólares por vulnerar patentes

El caso se centra en el uso de Java en el sistema operativo Android.- En otro litigio, Samsung reclama que se prohíba la importación de móviles y tabletas de Apple

Oracle ha precisado la cuantía de la reclamación contra Google por vulneración de patentes, 2.600 millones de dólares (unos 1.793 millones de euros). El motivo: vulneración de sus patentes sobre Java. El fabricante de software empresarial presentó el martes en los juzgados federales de California del Norte su valoración de daños por la presunta violación de su patente del citado lenguaje informático en el sistema operativo Android para móviles de Google. El origen de la disputa data de 2010. En la demanda, Oracle señala que el sistema operativo para teléfonos móviles Android de Google incluye Java y que "desde mediados de esta década" Google es consciente de las patentes de Oracle desde que contrató "ciertos antiguos ingenieros de Sun Java". Java fue desarrollado por la empresa Sun, que fue adquirida el año pasado por Oracle. Oracle ha solicitado al juez que impida que Google siga infringiendo las leyes de patentes y derechos de autor.

Samsung contra Apple

Por otra parte, la disputa por patentes entre Samsung y Apple prosigue. El último episodio ha sido la presentación por parte de la empresa surcoreana de una petición ante la Comisión de Comercio Internacional de EE UU de que prohíba la importación de productos de Apple como el iPhone, la tableta iPad y los iPod. Samsung alega que Apple infringe cinco patentes suyas relacionadas con estándares de telecomunicaciones y solución de interfaces. Samsung, además, ha presentado otra demanda ante un tribunal federal de Delaware. Es una réplica más a la demanda presentada en abril por Apple en California en la que asegura que las tabletas y los móviles de Samsung son copias de sus productos. En la demanda de Apple se alega que los productos Galaxy son una "copia descarada" de los de Apple. "Cuando un Samsung Galaxy es usado en público", dice en el argumentario de la demanda "hay pocas dudas de que podría parecer un producto Apple por el diseño". Se da la circunstancia de que la firma estadounidense tiene un contrato de5.800 millones de euros con la firma coreana para suministro de componentes para sus teléfonos y tabletas.