Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple acusa a Samsung de copiarle

Demanda contra la empresa coreana por la similitud de los móviles y tabletas Galaxy con iPhone

Ha tardado en pensárselo, pero al final dio el paso. Apple ha llevado a los tribunales a Samsung por que su línea de productos Galaxy se parece mucho a los móviles iPhone y a las tabletas iPad.

La respuesta de Samsung no se ha hecho esperar, en forma de comunicado: "El desarrollo de nuestra tecnología y el fortalecimiento de nuestra propiedad intelectual son clave para el éxito continuado de Samsung. Responderemos de forma activa a esta acción legal contra nosotros a través de las medidas legales adecuadas".

La demanda presentada formalmente en un juzgado de California, sede social de la empresa de Steve Jobs, alega que el diseño, la apariencia e incluso el empaquetado de los productos Galaxy son una "copia descarada" de los de Apple. A diferencia de otros litigios por patentes, los argumentos no son muy técnicos ni específicos: "Cuando un Samsung Galaxy es usado en público", dice en el argumentario de la demanda "hay pocas dudas de que podría parecer un producto Apple por el diseño". Un portavoz de Samsung ha señalado que sus móviles son producto de su propio equipo de investigación y de que se defenderá convenientemente en los tribunales.

Galaxy es la única marca que comercialmente ha hecho frente al éxito del móvil iPhone, primero, y a la tableta iPad, después; pero aparte de la mera apariencia visual, más en el caso del móvil que de la tableta, Apple tendrá difícil probar la copia. En el caso del móvil, los modelos Galaxy son más ligeros y estrechos, con pantalla más grande y con una tecnología propia (Amoled), por no mencionar los diferentes sistemas operativos (Android frente a iOS). En el caso de las tabletas es mucho más dudoso decir que se parece externamente, ya que incluso nacieron en tamaños muy diferentes (las 10 pulgadas del iPad frente a las siete del Tab) y con más funcionalidades la tableta de Samsung (cámaras, enchufe USB) que el iPad. Respecto al empaquetado, aparte de la coincidencia del cartón, no se copia ni en el color, blancas las de Apple, negras las de Samsung.

El litigio de Apple es uno más de los muchos que se han presentado entre fabricantes de móviles, casi siempre con Apple de protagonista, aunque en este caso ha primado más la apariencia externa, el hardware, que la interna, el software.