Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciberacoso y suplantación de identidad, lo más consultado a la policía en Internet

La Policía Nacional abre perfiles en Tuenti, Twitter y YouTube

En marzo de 2009 la Policía Nacional dio su primer paso en redes sociales con la apertura de una cuenta en Twitter. Desde entonces, aunque siguen escuchando la broma de que no siguen a nadie, han superado los 5.000 seguidores. De los mismos, más del 60% son periodistas, gestores de comunidades online o perfiles de medios. Un portavoz del cuerpo explica que les resulta muy útil para recordar cuestiones puntuales de servicio público, contar noticias de interés o difundir listas de terroristas buscados. También reciben denuncias sobre pornografía infantil.

Sin embargo, la gran explosición de denuncias y consultas ha venido a través de la página en Tuenti. Nació como una idea compartida con la Guardia Civil y su perfil en la red social más visitada en España cuenta con más de 53.000 usuarios, sin embargo es la que tiene más éxito. El perfil se llama Contigo y, de alguna manera, sirve de consultorio. "Nos preguntan desde qué hace falta para ser policía, hasta qué hacer en caso de que alguien les suplante en una red social o les someta a acoso a través de la Red", indica esta misma fuente. En el perfil se suceden los mensajes enseñando a los más jóvenes a verificar la procedencia de los mensajes, no caer en timos, inocentadas o bromas que rozan la ilegalidad. Entre las dudas frecuentes, también está la cantidad de alcohol que hay que ingerir para superar la tasa permitida.

El procedimiento habitual para contactar con la policía suele ser una contestación a través de Twitter. A partir de ahí, a través de un mensaje directo, se les pasa un correo o un teléfono en el que contar lo sucedido o aconsejar ante dudas con respecto a la gestión de la identidad digital. Ante esta demanda el departamento de comunicación de la policía ha tenido que especializarse y mejorar sus conocimientos en redes sociales.

Por último, el canal de YouTube, con 40 vídeos publicados y más de 675.000 reproducciones, muestra acciones policiales destacadas, como despligues policiales en grandes eventos, el desmantelamiento de un laboratorio ilegal o, el vídeo estrella, el rescate de un señor que cayó a las vías del Metro, con más de 250.000 visualizaciones.