Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia europea ratifica la sentencia contra el canon digital

El Tribunal de Luxemburgo remite al fallo de octubre en otra pregunta de un juzgado de Tenerife

La Justicia europea ratifica la sentencia contra el canon digital. Ante una nueva pregunta de un juzgado español, el tribunal europeo remite al fallo del pasado 21 de octubre, que enfrentaba a la Sociedad General de Autores (SGAE) y a la empresa Padawan, propietaria de Traxtore, una tienda de informática de Barcelona, donde sentenció que el canon digital en España se aplica de forma "indiscriminada", un abuso que incumple la directiva europea de los derechos de autor.

En un auto fechado el 30 de noviembre, el presidente del Tribunal de Justicia de la UE explica que solicitó al juzgado de lo mercantil número 1 de Tenerife, que había planteado tres cuestiones prejudiciales sobre el canon, si "a la vista de la sentencia deseaba mantener la cuestión prejudicial". El juzgado canario contestó que la retiraba y, en consecuencia, Luxemburgo ha archivado la causa que enfrenta a la entidad de gestión de derechos de los productores audiovisuales (EGEDA ) y a la empresa Magnatrading.

Ahora, el juzgado de Tenerife, deberá emitir la sentencia sobre este caso, al igual que se espera el fallo de la Audiencia de Barcelona sobre el asunto SGAE/ Padawan.

El TJUE consideró en esa sentencia que el canon en España se aplicaba de forma indiscriminada porque lo pagan las personas físicas(consumidores) y las jurídicas (empresas, autónomos,administraciones....) cuando los productos que estos últimos adquieren están"manifiestamente reservados" a otros usos, y no a la copia privada. La clave de la sentencia está en las excepciones al canon.

El TJUE no cuestionó la aplicación del canon a aparatos de usomasivo como móviles, MP3, memorias USB, CDs, DVDs o discos duros externos. Tampoco consideró necesario "verificar" si las personas que adquieren estos equipos digitales para fines privados los destinan "efectivamente" a copiar contenidos protegidos, pero si obligaba al Gobierno español a modificar la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) para establecer las excepciones al pago de la compensación por copia privada.

Esta misma semana Industria ha mantenido una reunión con las patronales del sector para estudiar los cambios a introducir. Uno de los asistentes a la reunión manifestó que el cambio puede demorarse "meses". Varias asociaciones han pedido el reintegro por parte de las sociedades de gestión del dinero indebidamente cobrado, al igual que varios ayuntamientos de España.