Una pequeña empresa multimedia demanda a Microsoft

Azure Advance, compañía dedicada al desarrollo de software, reclama al gigante de Redmond que deje de usar el término 'Azure' en sus servicios 'online'

El próximo 17 de noviembre se verán las caras en el juzgado. De momento, ambas partes esgrimen motivos para utilizar la palabra 'Azure'. Microsoft comercializa bajo esa marca sus servicios de computación en la nube; un entorno virtual en el que se almacenan datos. Azure Advance, por su parte, es una empresa algo más modesta dedicada al software de televisión interactiva.

Jorge Camacho es uno de los creadores. Su creación permite que la televisión reproduzca no sólo los programas de TDT, sino también servicios por 'streaming' vídeos de YouTube y edición de documentos de texto, presentaciones y hojas de cálculo. Por el momento sólo se utiliza en algunos hoteles en España y Colombia pero su intención es comercializarlo en hogares a través de un dispositivo muy parecido al Apple TV. Una caja de pequeñas dimensiones, similar a un disco duro externo con 320 gigas de capacidad, que se conecta al televisor permite disfrutar de los servicios de Azure Advance por 200 euros. Además, incluye un mando a distancia de sólo cinco botones, cada uno de un color, que hace muy sencillo el uso.

Sin embargo, no han podido dar este paso. "Nos resulta muy difícil comercializarlo si cuando la gente busca nuestra marca los primeros resultados en el buscador son de otro servicio que no tiene nada que ver", se lamenta el joven ingeniero.

Microsoft registró su marca en Estados Unidos y la Unión Europea. Azure Advance hizo lo propio en España.

Carlos de la Iglesia, director de comunicación de Microsoft, no ve motivos para tanto: "para empezar porque no se actúa de mala fe, es pura coincidencia". Insiste, además, en que dos productos totalmente diferentes: "Hay un parque de atracciones llamado Terra Mítica, y una página de contenidos, Terra Networks. Ninguna tiene problemas con la otra".

Jorge Camacho no opina igual: "no pedimos dinero pero sí nos sentimos agraviados. Queremos que cambien el nombre porque así nos resulta casi imposible convivir en el mercado".

Lo más visto en...

Top 50