Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple replica a Motorola con otra demanda por infracción de patentes

La empresa del iPhone ataca a fabricantes que equipan sus móviles con Android

Motorola demandó en octubre a Apple por vulnerar patentes de su propiedad y ahora llega la respuesta de Apple, una demanda contra Motorola en la que afirma que el sistema operativo de sus teléfonos inteligentes, que van equipados con Android, de Google, vulnera su propiedad intelectual. Concretamente seis patentes. Desde que Apple se introdujo en el mercado de la telefonía móvil con sus iPhone ha ido ganando cuota de mercado y este sector supone la fuente principal de sus ingresos ya que supone un 43% de los mismos.

La entrada de Google en este mercado, con Android, ha molestado a Apple que no ha presentado una demanda por infraccón de patentes contra la empresa del buscador, pero persigue a los fabricantes que utilizan su sistema operativo. Apple, por ejemplo, tiene otra demanda por motivos similares presentada contra HTC que también usa Android.

El cruce de litigios por patentes entre los principales fabricantes de teléfonos, empresas de software y hasta de procesadores parece no tener fin desde que Nokia y Apple se acusaron mutuamente del empleo ilícito de tecnologías propias hace ahora un año.

Motorola ya había sido acusada por Nokia y Research in Motion -fabricante de los terminales BlackBerry- de violar varias de sus patentes cuando fue demandada por su antiguo socio en este negocio, Microsoft, por infringir nueve de su titularidad con los nuevos terminales Motorola, que funcionan con Android. Motorola, por su parte, ha solicitado a los reguladores comerciales de Estados Unidos que prohiban las importaciones de la firma canadiense RIM, creadora del Blackberry. Según la firma, la empresa utiliza un sistema de conexión wifi patentado por Motorola.

En este monumental cruce de pleitos, Nokia se lleva la palma: ha demandado a otras siete compañías -Qualcomm, Motorola, LG, Hitachi. Sharp, Toshiba y Samsung-, seguido de la multinacional fotográfica Kodak, que se querella con otras cinco empresas por sus patentes de imagen digital.