Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ciberacoso es el mayor peligro de las redes sociales

Más del 40% de los niños de seis años ya las utiliza

El 42% de los niños de seis años está en alguna red social, aunque éstas tienen prohibida la entrada a menores de 14 años, según los datos del eurobarómetro. Los riesgos que puede suponer para estos pequeños y la necesidad de vigilar su uso preocupan a los padres, especialmente a aquéllos que también usan Internet. "Son los que también navegan los que sienten ansiedad por lo que a su hijo le pueda ocurrir en la Red", ha dicho Miguel Ángel Casado, del grupo de investigación EU Kids Online, en la 31 Conferencia de autoridades de protección de datos y privacidad.

Lo que hacen los pequeños cuando se conectan a las redes sociales es básicamente socializar, estrechar lazos y hacer amigos. A ellas les gustan más las fotos y a ellos, los vídeos. Hasta aquí, la cara bonita de las redes sociales, pero los expertos se han encargado hoy de alertar de los importantes riesgos que se esconden tras estás populares webs cuyo uso ha crecido un 35% en Europa en el último año. "Hicimos un análisis y el mayor problema es el ciberacoso o acoso entre iguales, crean rumores sobre alguien, hay amenazas e insultos. Después, el acoso sexual por parte de adultos y por último la existencia de contenidos inapropiados de sexo o violencia", ha dicho Christine Kormann, directora del área de sociedad de la información de la Comisión Europea, quien además ha destacado que "los niños colocan información sensible, como fotos, su teléfono o información sobre la situación económica de sus familias sin darse cuenta".

El riesgo de los menores se basa, principalmente, en que son ingenuos. Patricia Luquero, responsable legal en España de la red social My Space, ha recordado que la edad de acceso a las redes sociales está bajando y ha dicho que estamos bajo "un efecto telaraña". Tuenti, la red social más popular en España entre los más pequeños, tomó este año una medida a raíz de la petición de la Agencia Española de Protección de Datos. Lo menores deben acreditar, mediante el envío del DNI en 92 horas, su edad. De otra manera, se les suprime la cuenta.

Otras redes sociales han implantado medidas para verificar la edad, aunque la de Tuenti es, hoy por hoy, de las más efectivas. My Space, ha indicado Luquero, ha creado una guía específica para el menor, pone todos esos perfiles en configuración privada por defecto y ha puesto en marcha una web dónde pueden acudir los padres si están preocupados. Estados Unidos tiene una ley específica de protección del menor en Internet que, por ejemplo, obliga a que los padres envíen una autorización firmada por correo o den los datos de su tarjeta de crédito para registrarse en las páginas y tienen derecho a solicitar información al operador. También prohíbe que a los menores se les solicite su teléfono o su dirección, ha indicado Johnathan D. Avila, director de privacidad de Walt Disney en EE UU.

Encontrar mecanismos para verificar la edad de los menores y protegerles de los riesgos que esconde la web aún es complicado. "Los niños mienten mucho y van esquivando las medidas", ha dicho el director del Foro para el futuro de la privacidad, Jules Polonetsky. La responsabilidad, han coincidido los expertos, está en manos de los padres, los colegios y la industria, aunque sobre todo de los primeros. El director de la Agencia Española de Privacidad de Datos, Artemi Rallo, ha intervenido para lanzar un golpe a la industria: La medida de Tuenti ha sido muy acertada, o actúan en la misma línea las demás, o las Agencias de privacidad "van a perder la paciencia".