Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China obliga a instalar un 'software' de censura con fallos de seguridad

Los fabricantes han de incluirlo en las máquinas que vendan.- El programa abre 'agujeros' accesibles a los piratas y al Gobierno

El programa para censurar la navegación en Internet que el Gobierno chino obligará a instalar en todos los ordenadores que se vendan en aquel país tiene graves fallos de seguridad. En un trabajo publicado por la BBC, se afirma que su funcionamiento puede ser un desastre. El programa, instalado en la máquina del internauta, conecta con una base de datos gubernamental donde figuran los sitios de Internet prohibidos. De esta manera, el ordenador doméstico no puede visitar las páginas censuradas porque el programa lo impide. Pues bien, la comunicación entre los ordenadores y la central de datos no va cifrada lo que facilita el acceso malicioso de cualquier pirata a la máquina del internauta y, tras ello, adueñarse de los datos que albergue.

En varios blogs de internautas que han testeado el programa se afirma, además, que éste no funciona con el sistema operativo Linux o el de Mac. Es más, un intento de acceder a una página pornográfica desde el navegador Internet Explorer falló, pero fue posible hacerlo sin dificultades empleando el navegador Firefox.

Otro problema son los criterios de censura que se establecen para determinar si una página es pornográfica. Uno de ellos es que en la página aparezca en demasía el color de la piel (¿amarilla?). Un internauta afirma que ha podido acceder sin problemas a páginas con imágenes de mujeres negras desnudas mientras que era censurado el acceso a una página que contenía una foto de un cerdo.

Un aspecto que preocupa mucho es que el programa no sólo sirva para bloquear el acceso de sitios censurados de Internet sino que el gobierno pueda rastrear los hábitos de navegación del internauta y saber si ha intentado acceder a sitios de contenido político prohibidos. El Gobierno lo ha negado, pero la desconfianza está instalada en la comunidad internauta dada la larga tradición censora del mismo.