Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los operadores británicos bloquean las páginas para adultos en los móviles

La medida se adopta voluntariamente para proteger a los niños de contenidos "inapropiados"

La principal operadora británica, BT, y otros proveedores de acceso a Internet móvil han decidido bloquear, motu propio, el acceso a la página de descargas The Pirate Bay, uno de los mayores trackers de P2P del mundo.

La decisión no es consecuencia de la sentencia que condenaba al portal por violar la ley de propiedad intelectual de su país, Suecia, sino que atiende, según las ISP, a un plan de autorregulación que se han autoimpuesto las compañías. Cuando los usuarios británicos de Internet móvil tratan de acceder a esta página, el sistema devuelve un mensaje que advierte sobre el bloqueo y lo achaca al "cumplimiento de un nuevo código de conducta voluntario en Reino Unido".

El objetivo final de la medida es mantener alejados a los niños de ciertos contenidos que se consideran inapropiados para ellos. Las ISP parecen opinar que los menores disfrutan de mayor libertad para acceder a páginas web para adultos desde el móvil que desde el ordenador de casa, donde pueden ser vigilados por los padres.

Sin embargo, no está nada claro cuál es el motivo que BT y demás operadoras alegan para bloquear el acceso a The Pirate Bay y no hacerlo con, por ejemplo, Google, cuando el fondo de su actividad es la misma: proveer acceso a determinados contenidos, máxime cuando la página de descargas no acepta enlaces a descargas pornográficas, mientras que el buscador sí lo hace.

La medida afecta a todos los teléfonos británicos de las cinco mayores empresas del país y debe ser el usuario quien se ponga en contacto con su operador para pedir que se le desbloquee el acceso a las páginas prohibidas.

Cada una de las compañías ha elaborado su propia lista de sitios bloqueados, que incluyen no sólo los de material pornográfico, sino cualquiera que se vincule con técnicas de hacking o con el aprendizaje de actividades delictivas.