Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Islandia, 'a la venta' en eBay

Un británico decide 'subastar' la isla para llamar la atención sobre la grave situación económica que vive el país

Un ciudadano británico ha decidido subastar Islandia en la página de eBay para llamar la atención sobre la grave situación económica que vive este país del norte de Europa, que en los últimos días ha visto cómo quebraban y se nacionalizaban tres de sus principales bancos.

Con un irónico precio de salida de 90 peniques (poco más de un euro), es posible pujar por la isla en la popular casa de subastas online.

Para añadirle una nota de humor a un asunto que estos días trae de cabeza a los islandeses, el vendedor indica que es posible adquirir el país "sin reserva", y eso sí, subraya, "la cantante Björk no está incluida" en el paquete.

Una economía muy dañada

Aunque la situación aún no es tan grave como la percibida por este británico, lo cierto es que la economía islandesa sí pasa por momentos difíciles. Ayer mismo, nacionalizó su mayor banco, Kaupthing, tras la compra por el Estado de Glitnir y Landsbanki hace unos días.

Además, los últimos acontecimientos han hecho peligrar las relaciones diplomáticas entre Islandia y Reino Unido. El primer ministro islandés, Geir H. Haarde, criticó ayer a su homólogo británico Gordon Brown por haber empleado la legislación antiterrorista para congelar los activos del Landsbanki, cuya subsidiaria británica Icebank se declaró insolvente. Según el diario islandés Morgunbladid, Haarde criticó duramente esta medida, hasta el punto de calificarla de "muy hostil".

Las autoridades británicas decidieron el pasado miércoles transferir a ING Direct, filial de ING Group, los depósitos de las filiales de Kaupthing y Landsbanki en el país, mientras que el resto de las líneas de negocio de las dos entidades han sido puestas bajo control de la Administración británica.

La próxima semana, Islandia, que ha decidido cerrar la bolsa hasta el lunes, comenzará a negociar con Rusia un préstamo de 4.000 millones de euros, tal y como anunció Haarde el miércoles