Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft ya mira a las estrellas

El gigante informático finaliza el proyecto 'World Wide Telescope', un telescopio virtual que mostrará 1,2 millones de galaxias

Microsoft ya está en órbita. La carrera espacial de las grandes empresas tecnológicas por llegar al espacio se ha apretado aún más con la puesta en escena de World Wide Telescope, la gran terraza de Microsoft para divisar estrellas. La empresa de Redmond planta cara así a Google Sky, el otro catalejo disponible de forma online.

Para utilizar el nuevo sistema, los usuarios deben descargar el programa que se ofrece de forma gratuita en la web de World Wide Telescope. Una de las particularidades del proyecto es que la empresa fundada por Bill Gates ha vuelto a dejar su sello: el programa solo funciona en los sistemas operativos de Windows.

La herramienta basada para la navegación en la web permite a los usuarios rastrear el espacio, visionar 1,2 millones de galaxias -más de 2.000 millones en un futuro próximo- y hacer un seguimiento de su posición precisa en el espacio. Para este seguimiento la NASA ha colaborado de forma estrecha con Microsoft.

Los datos procedentes de distintas fuentes, especialmente la Nasa, son los que permiten a los usuarios cambiar los puntos de vista entre diferentes longitudes de onda y distintos telescopios.

Dos proyectos, un solo firmamento

Ambos proyectos tienen puntos en común, son gratuitos. Tanto Microsoft como Google contemplan la herramienta como un servicio a la comunidad educativa y astronómica para poner a disposición de los internautas las constelaciones a golpe de clic. El grado de altruismo llega hasta tal punto que ambas compañías podrían en un futuro unirse a un proyecto común: "Si hay una cosa que es universal es el cielo y el espacio", declaró Lior Ron, gestor de producto de Google Sky, a The Washington Post.

Las diferencias de los proyectos quizás tengan más que ver con la filosofía de las distintas empresas. Google apuesta por su servicio, que funciona desde el pasado agosto, sin necesidad de descarga de ningún programa. Se accede directamente a las estrellas desde la web y el sistema operativo es lo de menos. La batalla entre los dos gigantes ha comenzado, desde hoy ambos tienen su telescopio en la Red.