Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTUDIO DE LA FUNDACIÓN BBVA

La edad y la clase social, responsables de la brecha digital

Internet gana terreno a otras actividades de ocio como son la lectura o el consumo de televisión, aunque éstas siguen siendo mayoritarias

La extensión en el uso de Internet crece con fuerza en España, hasta el punto de que en los últimos dos años el porcentaje de población internauta ha crecido en siete puntos y ya se sitúa en un 44%, según datos obtenidos por la Fundación BBVA, que ha presentado hoy su Segundo Estudio sobre Internet en España. Entre otras conclusiones, el estudio refleja que navegar por la Red gana terreno en el ocio doméstico a otras actividades como ver la televisión o la lectura, aunque sigue siendo una opción minoritaria.

La publicación de estos datos se da un día después de que el Ministerio de Industria, a través de la institucuión Red.es, publicase el perfil del internauta en España correspondiente al primer semestre de 2007. Tanto el Ministerio de Industria como la Fundación BBVA coinciden en sus conclusiones: la brecha digital que hay abierta en España se debe a la edad y a la situación económica del individuo.

El objetivo del informe de la Fundación BBVA ha sido conocer las pautas de uso de Internet, su impacto en diferentes áreas, la percepción de fortalezas y áreas críticas, así como las barreras de acceso y la probabilidad de adopción de Internet por quienes todavía no la utilizan.

Comparando con los datos del primer estudio realizado por la fundación del banco, el porcentaje de usuarios de Internet (personas que han accedido en los últimos tres meses) ha crecido del 37% en 2005 al 44% en la actualidad. Si bien se incorporan cada vez más al uso de Internet segmentos más distanciados (adultos mayores, clase media-media), aún existe una brecha digital importante condicionada por la edad y por el nivel socioeconómico. La falta de interés y la percepción de falta de utilidad son los dos principales frenos para la adopción de Internet por parte de los no usuarios.

En consonancia con el incremento significativo de hogares con Internet (de 31% en 2005 a 41% en 2008), aumenta claramente el porcentaje de usuarios que accede a la Red desde el hogar (del 66% al 76%).

La Red y sus distintos usos

Aunque se amplía el rango de uso, Internet continúa siendo preferentemente un espacio de información y comunicación: el 88% utiliza el correo electrónico y el 82% lo emplea para buscar información. Igualmente, aumenta el uso de la Red como espacio de entretenimiento, destacando el porcentaje que descarga música (53%) o películas y vídeos de Internet (44%)

La implantación de Internet como espacio de servicios y compras va en aumento pero aún es relativamente limitada: el 24,5% declara que opera con su banco (20,5% en 2005), y el 23% que ha realizado una compra a través de Internet en el último año (16% en 2005).

La libertad de horarios y el ahorro de tiempo son los principales motivos para comprar en la Red, mientras que la falta de contacto personal directo genera desconfianza y limita las transacciones. Internet resulta una herramienta cada vez más común para la organización de viajes: se incrementan las búsqueda de información sobre billetes y hoteles y la compra de billetes por Internet

Internet gana terreno, pero poco

Por otro lado, el estudio refleja que el impacto de la Red en el tiempo dedicado a otras actividades se deja notar, aunque menos de lo que cabría espera. Según el informe, ha crecido el porcentaje que percibe una disminución en el tiempo dedicado a ver televisión (27%), mientras en 2005 esta cifra se quedaba en el 20%. También parece resentirse la lectura de libros, pues dos de cada diez personas aseguran que leen menos desde que utilizan la Red, un número que se ha doblado respecto a los resultados de hace 3 años.

En cuanto a la prensa tradicional, un 21,4% de los encuestados notan que leen menos periódicos impresos desde que han descubierto Internet, mientras que en 2005 el porcentaje de personas que afirmaban tal cosa era de un 10%.

La rapidez de acceso a la información y el potencial de acceder a gran cantidad de contenidos son los aspectos más valorados de Internet. Como puntos críticos, destaca la percepción de baja seguridad informática, el exceso de páginas con contenidos ilegales y el exceso de publicidad.

La mayoría de los usuarios considera aceptable el bajarse música, películas o software de Internet sin pagar. Asimismo, la experiencia en el pago de contenidos a través de la Red es muy reducida, así como la disposición a acceder a algún contenido de pago en el futuro.