Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa abre otra investigación a Microsoft por abuso de dominio

Las denuncias de Opera y de una asociación de empresas informáticas son la base del nuevo expediente

La Comisión Europea ha anunciado la apertura formal de dos nuevas investigaciones contra Microsoft por prácticas anticompetitivas, tras sendas denuncias de una asociación de compañías informáticas y de la empresa noruega Opera.

En el primer caso, el Comité Europeo por Sistemas Interoperativos (ECIS, en sus siglas en inglés) acusa a Microsoft de dificultar la compatibilidad con sus programas al negarse a facilitar a sus competidores información esencial sobre una amplia gama de productos, como el paquete Office, sus productos para servidores y también sobre la denominada plataforma .NET.

Entre los miembros de ECIS figuran Adobe Systems, Corel, IBM, Linspire, Nokia, Opera, Oracle, RealNetworks, Red Hat, y Sun Microsystems.

Tras el anuncio de la Comisión Europea, la compañía estadounidense ha garantizado su "absoluta cooperación" y dejó claro que ofrecerá a los investigadores "cualquier información necesaria". En un comunicado, Microsoft recalca su firme determinación a cumplir con la legislación comunitaria y, en concreto, con las obligaciones establecidas por el Tribunal de Primera Instancia de la UE en su sentencia de septiembre de 2007.

El ejecutivo comunitario ha recordado que la Justicia europea ya precisó -en la sentencia en la que confirmó que Microsoft abusó de su posición de dominio en el mercado informático y por tanto debe pagar la histórica multa de 497,2 millones de euros que le impuso Bruselas- los principios que deben respetar las compañías dominantes en lo referido a la interoperabilidad.

En un comunicado, la Comisión ha explicado que centrará su investigación en los citados ámbitos -el paquete Office, los productos para servidores y la plataforma .NET-, así como en averiguar si el nuevo formato para lectura de ficheros que incorpora Office, el Open XML, garantiza la compatibilidad con los productos de otras compañías.

De nuevo Explorer

La segunda investigación se refiere a la vinculación de programas independientes, un ámbito sobre el que también se pronunció el Tribunal de Primera Instancia de la UE en su sentencia de septiembre pasado.

En su queja presentada ante Bruselas, la compañía informática noruega Opera asegura que Microsoft está abusando de su posición dominante al incluir de serie su navegador, Internet Explorer, en el sistema operativo Windows.

Según Opera, esta práctica está perjudicando a la competencia, sobre todo por la incorporación por parte de Microsoft de nuevas tecnologías patentadas en el navegador que reducen su compatibilidad con programas basados en estándares abiertos.

Bruselas indicó que la denuncia de Opera se suma a otras que acusan a Microsoft de vincular ilegalmente otras herramientas, como el motor de búsqueda y Windows Live.

El ejecutivo de la UE ha recalcado que la apertura de una investigación no prejuzga la culpabilidad de la compañía y sólo es la constatación de que dará prioridad al asunto. Asimismo, ha dejado claro que respetará el derecho a la defensa de la compañía informática.

497,2 millones

Bruselas ya castigó al gigante de Redmond (Estados Unidos) en 2004 por abusar de su posición de dominio, al no facilitar información clave a otras empresas e incluir en el sistema operativo Windows el reproductor Media Player, con una multa de 497,2 millones de euros.

Microsoft recurrió esta decisión ante el Tribunal de la UE, pero la Corte respaldó la práctica totalidad de los argumentos de la Comisión así como el importe de la sanción.

Un mes después, la empresa aceptó finalmente cumplir las exigencias de Bruselas, con lo que se puso punto final a esa disputa.