Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El por qué no te callas o los precios del conejo arrasan en los SMS de estas fiestas

Casi el 90% de los españoles remiten sms en cadena para felicitar la Navidad

Los móviles se renuevan casi cada año. Y muchos eligen la Navidad para cambiar de terminal. El catálogo de los mensajes de texto (SMS) de felicitación que se envían desde esos terminales también cambian. Durante las pasadas navidades los españoles enviaron una media de 33 SMS para felicitar las fiestas, pero sólo el 11,7% escribió todos sus mensajes personalizados mientras que el resto optó por enviar los mismos textos a todos sus contactos (36%) o personalizó sólo algunos y reenvió la mayoría (52,6%), según un estudio realizado por Movilonia.com, un portal sobre telefonía móvil.

Los sms tiene cada vez más importancia. Después de felicitar las fiestas en persona (48,5%), los mensajes de texto fueron la opción preferida (24,8%), por delante de las llamadas telefónicas (15,6%) y las tarjetas navideñas (11,2%). En total los españoles se gastarán estas fiestas cerca de 30 millones de euros en remitir más de 100 millones de mensajes de felicitación por el móvil

Los mensajes en cadena, también llamados virales, son un motivo de satisfacción para muchos pero una molestia para casi todos, debido o bien a su escasa originalidad o bien a su carácter repetitivo. Y además se pasan de moda. Muchos de los que hicieron furor el año pasado por estas fechas no podrían enviarse estas navidades porque estaban muy apegados a la actualidad. Por ejemplo, el top del año pasado no podrá repetir éxito estas fiestas porque hacía alusión a la crisis de la aerolínea Air Madrid. "Este año los Reyes Magos no van a llegar a tu ciudad ya que tenían contratados servicios con nuestra compañía. Disculpen las molestias y Feliz Navidad. Fdo: AIR MADRID!"

Para este año, los SMS también tienen un componente de actualidad. El canon digital, la separación de los Duques de Lugo, o el "por qué no te callas" del Rey a Hugo Chavez han sido los más vistos en Nochebuena y Navidad. Ahí van esas perlas:

"En estas fechas de paz y amor la SGAE te recuerda que a partir de 2008 todo lo relacionado con la Navidad lleva canon. ¡Gracias a todos y Feliz Año"

"¿Has comprado ya el regalo de estas navidades? Lo que va a triunfar son los muñecos de los duques de Lugo... Se venden por separado :-) ¡Felices Fiestas!"

"Hola Hugo. O te callas o no te felicito estas navidades (J.C. Rey de España)".

Y también han sido muy remitidos los que se refieren a la polémica de los precios, y la carestía de los productos básicos, como el que se refiere a la recomendación del Ejecutivo de que se consuma conejo ante la carestía de otros productos como el pollo. Este soez, y de dudoso gusto, circuló mucho en Nochebuena: "Para esta Nochebuena no te pongas tacones, no es cuestión de que también suba el conejo. ¡Felices Fiestas!". O este otro: "El Gobierno recomienda comer conejo esta Navidad. Haz Feliz a un conejo y dale una zanahoria para que él también se coma algo. Feliz Nochebuena del conejo".

En alusión a la subida de precios en general también ha tenido éxito: "Zapatero informa: 'El dinero no da la felicidad'. Rajoy contesta: '¡Claro, con estos precios..."

Los hay políticos, como los que aluden a las siglas del presidente del Gobierno, tras el vídeo electoral en el que José Luis Rodríguez Zapatero se reía de sí mismo terminando todas las palabras en Z: "Felis año nuevo, que tengas un 2008 lleno de bas y brosberidad (berdona, bero es que tengo alergia a la Z y a la P)".

También ha vuelto a circular estas navidades el que el pasado año hacía alusión a la especulación inmobiliaria. "Detenido el alcalde de Belén por recalificar el portal. Los Reyes Magos están implicados. El niño nacerá en 1 chalet. Papá Noel se presenta como fiscal. ¡Feliz Navidad!"

Un clásico ya, que se va arrastrando año tras año por el espacio radioeléctrico es el de Edu, el niño que protagonizó un anuncio de Vodafone. "Hola soy Edu. He cumplido 18 y estoy en una clínica de desintoxicación. El dinero rápido no hace la felicidad. Confórmate con seguir ganándolo lentamente en 2007".

Sin embargo, entre los clásicos los que más triunfan son los de marcado carácter sexual: "Papa Noel se ha vuelto loco, se ha follado al reno, al enano y al que tiene el móvil en la mano. Felices fiestas". "He conseguido cruzar ladillas con luciérnagas. No sé si tiene utilidad, pero tengo la polla como un árbol de Navidad".

O los que exaltan el consumo de alcohol: "Aviso a toda la población: el simulacro de Paz y Amor ha finalizado. Guarden los langostinos, insulten a sus cuñados y disuélvanse"; "Cubatica nuestro que estás en el vaso a través de la boca abriéndote paso. Santificados sean tus grados. Vengan a nosotros tus efectos. Hágase tu voluntad así en el bar como en el pub. El pedo nuestro de cada noche, dánosle hoy. Perdona nuestras mezclas como nosotros perdonamos los garrafones. No nos dejes beber Buckler sin alcohol y libranos del Bitter Kas. Amén. Feliz Navidad"

Y no faltan los ligeramente afectados cuando no directamente cursis: "Te deseo sólo dos cosas en la vida: TODO y NADA. Todo lo que te haga feliz y nada que te haga sufrir. ¡Feliz Año!", "Coloca tu mano derecha sobre tu hombro izquierdo y tu mano izquierda sobre tu hombro derecho. Acabas de recibir un abrazo a distancia. ¡Feliz Año Nuevo!"

En fin, mensajes para todos los gustos. Cuestan 17 céntimos (incluyendo IVA) pero pueden ahorrar una penosa conversación con esos familiares que sólo vemos una vez al año y nos comentan sus novedades sanitarias o la reforma de su piso o los molestos Christmas navideños, y la trabajosa tarea de comprar sello y sobre, y encontrar un buzón.