El Estudio General de Internet da acceso gratuito a sus datos de audiencias

Con sólo registrarse en su página web, se tiene acceso a los estudios y comparativas de 2002 a 2006

El Estudio General de Internet (EGI) nació en 2002 como una encuesta para conocer el perfil socioeconómico de los internautas y poder cuantificar el tráfico de las páginas web, a través de una empresa independiente. Desde entonces, la compañía lleva realizando encuestas semestrales a unos 18.000 internautas para obtener una radiografía de Internet en España.

Hasta ahora, todos sus estudios y herramientas para las comparativas de datos eran de uso exclusivo para sus clientes, pero a partir de ahora, quien lo desee podrá consultar de manera gratuita sus estudios de 2002 a 2006 con sólo registrarse en su página web. "Queremos que nuestra herramienta se extienda, especialmente entre la pymes", explica Valentín Rico, presidente de EGI, quien cree que sus encuestas pueden ser una pieza clave para contrastar los datos de audiencias en Internet.

Para Rico, el modelo más fiable para conocer la audiencia de un sitio web combinaría los datos de un sistema de medición de audiencias, los resultados de los Adservers, los servidores de datos que miden la eficacia de una campaña publicitaria, combinados con el Estudio General de Internet.

"Nuestra sistema es el único multicanal, que mezcla con resultados de Internet con medios tradicionales", resalta Rico, quien insiste que el EGI tiene las puertas abiertas para someterse cualquier tipo de auditoría.

La metodología de EGI ha sido avalada por la Universidad Complutense, y en su comité auditor está gran parte del sector de Internet y publicitario con Asociación Española de Comercio Electrónico (Aece), la Asociación de Técnicos Informáticos (ATI), o la Asociación de Empresas General de Empresas de Publicidad (AGEP), entre otras.

EGI, en busca de un socio

A pesar de todos estos avales, EGI atraviesa un momento delicado y busca el espaldarazo definitivo que le permita tomar un mayor peso en el mercado. "Estamos buscando un socio", asegura Rico quien reconoce que ha negociado la venta de su metodología con varios posibles compradores, entre ellos, la administración española, con quien no llegó a un acuerdo por querer limitar los campos de investigación. "Mi intención siempre es generar más información, no destruirla", explica Rico.

Más recientemente, EGI estuvo en negociaciones con la compañía estadounidense EFSI Group, especializada en la medición de intangibles y que realiza el Indice de Satisfacción del Consumidor Americano, con quien tampoco terminó por firmar ningún acuerdo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS