El 50% de las 'web' europeas que venden billetes de avión presenta irregularidades

La Comisión Europea da cuatro meses a las operadoras para corregir los fallos o tomará medidas que podrían significar su cierre

La Comisión Europea está "muy decepcionada" por los resultados de un estudio sobre la publicidad engañosa y otras irregularidades en la venta de billetes de avión en Internet y da 120 días a las compañías y agencias para ajustarse a la normativa comunitaria de consumo antes de tomar medias.

De no hacerlo en ese "periodo de gracia" abierto hoy, el Ejecutivo comunitario podría pedir una acción judicial contra ellas, además de multas económicas e incluso el cierre, aunque "corresponda a cada país la capacidad de decidir sobre la sanción".

Así se ha expresado la comisaria europea para la Protección al Consumidor, Meglena Kuneva, en la presentación de las conclusiones del estudio que coordinó en septiembre pasado la Comisión y llevaron a cabo las autoridades nacionales de 15 Estados miembros -incluido en España, a través del Instituto Nacional de Consumo (INC)- y en Noruega.

Más información
La mitad de las aerolíneas no ofrecen en Internet la información correcta sobre sus viajes
La Generalitat multa con 417.000 euros a 22 aerolíneas por publicidad engañosa

Kuneva ha llamado la atención sobre el hecho de que "sobre 447 páginas 'web' analizadas en el estudio se detectaron irregularidades en más del 50%" de ellas, en concreto 226, un resultado intolerable según la comisaria.

Billetes gratis que no lo son

En esos sitios 'web' "se anuncian billetes gratuitos que no lo son en absoluto, o se da un precio del mismo de veinte euros que, cinco páginas después, tiene un coste superior a los cien euros", ha explicado Kuneva.

Además de esas diferencias entre el precio inicial y el final, el informe destaca que muchos de esos sitios presentan sus cláusulas contractuales en un idioma extranjero. Así, un consumidor puede comprar en su país de residencia un billete en la página 'web' de una compañía aérea de otro Estado, que no le ofrece cierta información en el idioma del comprador.

Asimismo, el estudio detectó que, a la hora de vender un billete, algunas aerolíneas y páginas 'web' de agencias añaden "servicios suplementarios, como un seguro, que son automáticamente añadidos al precio del billete, cuando normalmente debieran ser los consumidores los que eligieran".

La dimensión del asunto no es menor ya que, como ha recordado Kuneva, "un 80% de la economía de la UE se basa en el sector servicios", y el mercado del transporte aéreo alcanza los 700 millones de pasajeros cada año.

Sin nombres

La comisaria, sin embargo, ha declinado dar los nombres de las compañías aéreas y las páginas 'web' que incumplen la normativa comunitaria hasta que no pasen los 120 días de plazo "porque cada una de ellas tiene derecho a responder" a la advertencia que al respecto le fue notificada. Además, se ha mostró convencida de que "tras los cuatro meses de plazo serán pocos los sitios" de Internet que serán cerrados ya que la mayoría de ellos acabarán por ajustarse totalmente a la normativa comunitaria.

Quien si dio nombres, sin embargo, fue el Instituto Nacional de Consumo de España, uno de los organismos que ha tomado parte en el estudio. El INC cargó contra la publicidad de vuelos gratuitos por parte de las aerolíneas de bajo costo Ryanair y Vueling, por no mencionar las tasas y otras cargas que debe abonar el pasajero; y también contra Iberia y Spanair, que anunciaban precios de viajes que luego era imposible comprar.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS