El coche volador va en serio

La NASA reparte 250.000 dólares en un concurso de vehículos aéreos

Ayer concluyó el Primer Desafío Anual de Vehículo Personales Aéreos (PAVs, en sus siglas inglesas), organizado por la agencia espacial norteamericana y la Fundación CAFE (organización dedicada a la promoción del desarrollo de éste tipo de vehículos).

La NASA define los PAV como vehículos de uso personal para desplazamientos cortos que, en un futuro, aliviarán las ciudades de atascos. Son pequeños aviones capaces de despegar en un espacio reducido, de manejo tan sencillo como un coche y de consumo muy bajo. Su velocidad ideal está entre los 220 y 300 kilómetros por hora y alcanzan una autonomía de 1.000 kilómetros. Según los organizadores, los PAV son el transporte del futuro para un mundo en que los atascos hacen perder a EE.UU. hasta 78.000 millones de dólares al año.

Varios equipos de todo el mundo presentaron sus prototipos y compitieron por los 250.000 dólares en premios que la NASA otorgaba en cinco categorías: facilidad de uso, seguridad, atractivo del diseño, capacidad para despegar en un espacio reducido y eficiencia energética. En cuanto a esta última categoría, la organización anima a los concursantes a utilizar combustibles alterativos. Además, este año se han presentado prototipos eléctricos al concurso.

La NASA tiene asignado un presupuesto de dos millones de dólares para este tipo de competiciones. De modo que es probable que, próximamente, veamos más de un coche al mirar al cielo. Queda por resolver si realmente queremos cambiarlo por los bajos de un coche volador.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50