Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parlamento inglés compara la Red con el salvaje oeste

Un informe critica la pasividad del gobierno que deja en manos de los ciudadanos la responsabilidad de protegerse 'online'.

Internet es "el patio de recreo de los criminales". Así de tajante es el informe de la comisión de ciencia y tecnología del parlamento británico que da la voz alarma sobre la falta de seguridad que se vive en el ciberespacio.

Los principales medios de comunicación han recogido las conclusiones de este informe que llega a comparar la Red con el salvaje oeste por la falta de respeto a las leyes. El informe critica que el gobierno inglés está dejando en manos de los particulares todo lo relativo a la seguridad a Internet, lo que resulta "ineficiente y poco realista", recoge BBC News.

"No puedes pedir que los individuos se responsabilicen de su propia seguridad. Siempre acabarán siendo engañados por los malos", dijo Lord Broers, presidente de la comisión que ha publicado el informe sobre Seguridad Personal en Internet, quien se declara, a pesar del alarmismo, un "firme creyente" de la Red.

El parlamento inglés cree las empresas informáticas, los bancos, los sitios de comercio electrónico, los proveedores de servicios, la policía y el gobierno deben esforzarse más por proteger a los internautas.

Entre sus sugerencias, el informe dice que los bancos y las empresas de software deberían compensar económicamente a sus clientes si son víctimas de cualquier ataque debido a sus fallos de seguridad.

También dice que los leyes deberían hacer responsables de las pérdidas que provoquen los fraudes electrónicos y obligar a que las empresas comunicasen oficialmente sus brechas de seguridad.

La comisión de expertos pide además que se endurezcan las leyes para los delitos cometidos con un ordenador con penas más largas de prisión.

El estudio subraya la gran variedad de peligros a los que se puede enfrentar cualquier usuario de la Red, que van desde el fraude con grandes pérdidas económicas a la pedofilia.

El phishing, las webs falsas que se hacen pasar por entidades financieras, han provocado perdidas a los bancos británicos de 33,5 millones de libras el año pasado, dicen los lores, quienes creen que el número y tipo de delitos electrónicos va a seguir creciendo puesto que ha dejado de ser cosa de pequeños piratas para pasar a manos de bandas internacionales del crimen organizado.