'Cibermonjas' de clausura

Las monjas de un convento de Sicilia reciben correos de personas pidiendo oraciones a la carta por sus necesidades

Siempre se ha dicho que las monjas de clausura basaban su vida en la oración por el resto del mundo pero en pleno siglo XXI las hermanas de un convento siciliano han decidido que era el momento de modernizarse a través de Internet y transmitir su forma de vida en La Red. Su propuesta: crear una página web , un portal que cumple ahora dos meses de vida. Cuando la monja Marchisia Prefolio inauguró el convento en 1295 no podría ni imaginarse que la clausura sería compatible con la comunicación con el resto del mundo.

Las monjas han decidido que su voto de silencio las impide hablar con vecinos o llamar por teléfono a viejos amigos, pero no intercambiar correos electrónicos.

Las doce hermanas que conviven en el convento de Santo Spirito, en Argiento, han abierto una página web y responden con alegría a aquellos que tienen curiosidad por saber cómo se siente estando todo el día en silencio dentro de su orden cisterciense. Uno se pregunta si las hermanas estarán conectadas al Messenger y si con este avance el voto de silencio quede en agua de borrajas, según ha informado el diario The Guardian.

Consejos para futuras novicias

Las hermanas no dan abasto de momento para atender a los múltiples correos electrónicos que les llegan, dice la hermana Maria, en una entrevista telefónica realizada por The Guardian. Las monjas aspirantes pueden recibir consejos de las novicias del Santo Spirito, para conocer en detalle lo que pueden esperar de su futura vida, explica Maria.

"También quisimos abrir esta página para que la gente nos pidiera las oraciones que necesitaban que rezásemos por ellos desde aquí, así como para mostrar el mundo la misión que nos ocupa", aseguró. "Esperamos demostrar que también Internet puede ser utilizado para hacer el bien".

Internet no parece interferir en la rutina diaria de estas monjas, que comienzan el día a las cuatro y media de la mañana. "No hemos puesto tiempo límite para el uso de Internet a nuestras hermanas, aunque sí recomendamos usarlo con discreción", dice Maria.

Las monjas mantienen ahora contacto regular con otras cistercienses de Estados Unidos y Francia a través de correo electrónico, dice Maria, y el sitio incluye un buzón desde el que los usuarios pueden solicitar una habitación de invitados en el convento.

Las monjas del convento de Santo Espirito en Argento se han conectado a Internet para poder afinar más en sus oraciones por el mundo.
Las monjas del convento de Santo Espirito en Argento se han conectado a Internet para poder afinar más en sus oraciones por el mundo.

Detalles de la web

El portal de las monjas de clausura tiene varios apartados entre los que destaca una breve historia del convento. Además, nos detalla la vida de una orden cisterciense y de la vida monástica con una fotogalería en la que los internautas pueden conocer más detalles de un día en silencio. Entre otras curiosidades, podemos ver el horario de estas hermanas, que se levantan a las 4:30 y acaban el día con una celebración a las 20:30 horas. Para quienes quieran visitarlas, un pequeño mapa nos guiará a este lugar de oración. Además, podemos enviar nuestras dudas a las hermanas mediante un formulario, en el que las monjas nos invitan a concretar nuestras peticiones.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50