Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoridades británicas prohíben un videojuego por primera vez en diez años

'Manhunt 2' no podrá comercializarse en Reino Unido por animar a los jugadores a cometer asesinatos con sadismo

RockStar Games, fabricante del polémico Grand Theft Auto, ha vuelto a recibir críticaspor otro videojuego, Manhunt 2, que se ha convertido en el primer título prohibido por las autoridades de Reino Unido en los últimos diez años. En él, los jugadores asumen el papel de un enfermo mental que se lanza a una espiral de asesinatos tras escapar de una institución mental.

El organismo británico encargado de clasificar por edades los juegos que llegan al mercado ha decidido no aprobar la comercialización de Manhunt 2 porque transmite una "constante desolación e insensibilidad", por su sadismo y por mostrar brutales asesinatos. La decisión, que puede ser recurrida, supone que el juego no podrá adquirirse legalmente en ningún establecimiento comercial de Reino Unido.

El director de este organismo, el Comité Británico de Clasificación de Películas (BBFC en sus siglas en inglés) ha señalado en un comunicado que el rechazo de un videojuego es una actuación muy seria que no se ha tomado a la ligera. Según explica, el BBFC consideró la posibilidad de exigir cortes y cambios en Manhunt 2, pero no ha sido posible realizarlos.

Este comité considera que el juego se distingue de otros muchos títulos violentos que se publican cada año porque constantemente anima al jugador a acometer asesinatos brutales, con mucho sadismo.

Es la primera vez que el BBFC decide prohibir un videojuego desde que tomase una decisión similar en 1997 a propósito de Carmageddon, un título en el que para ganar puntos el jugador debía apropellar peatones mientras conducía.

Manhunt 2 es la secuela de un juego publicado en 2003 que fue clasificado para mayores de 18 años. Ya entonces provocó polémica en Reino Unido, cuando los padres de la víctima de un asesinato, de 14 años, culparon al juego de insporar al asesino, de 17.