Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE WEBS

Decodificadores que te vigilan

Thomson SA va a marcar los videos que reproducen sus dispositivos, para trazar luego la pista hasta los piratas

Thomson te vigila

Hay productos o empresas que parecen tener intenciones suicidas. Si no, no se entiende demasiado bien la decisión de Thomson -y que leemos en Computerworld- de introducir el marcado automático en aquellos "decodificadores" que fabrica, y que sirven para que llegue hasta la TV la señal de video del satélite, del cable coaxial, o directamente de Internet. Estas cajas, conocidas en inglés como set-top boxes, sellarán con esa marca de agua todo lo que reproduzcan, de manera que los contenidos que se pirateen a partir de ellas puedan permitir luego la identificación de su propietario, el que realizó la primera copia ilegal. La idea es que los investigadores puedan trazar la pista desde un archivo cualquiera descargado de Internet, obteniendo la información de su proveedor de acceso a la Red y del dispositivo concreto que realiza la tarea. Como es lógico, la empresa sí va a advertir de esa situación a sus compradores, y de hecho espera que así se asusten y se quiten de la cabeza la idea de obrar "mal". Pero no es descabellado pensar que ocurra lo mismo que en otros intentos similares: que los consumidores le den la espalda a las fabricantes del hardware más estrictas, en favor de las que lo son menos, y que los verdaderos piratas se salten a la torera estas protecciones. Cuestión de tiempo.

Novell reestructura su agenda de amigos

Otra empresa que tampoco va a conseguir precisamente la aclamación del público en general es Novell. En un comunicado conjunto con su nueva amiga, Microsoft, esta empresa especializada en software de código abierto, ambas citan textualmente unas declaraciones del máximo responsable de Operaciones de Tecnologías de la Información del poderoso banco HSBC en las que afirma categóricamente que a su empresa Linux le "es más caro de mantener". Como señalan en Slashdot, en ese comunicado también queda claro que buena parte de la culpa de ese sobrecoste la tiene la excesiva diversificación de distribuciones (versiones) del sistema de código abierto que utiliza el banco. Para los fans del open-source, sin embargo, el primer entrecomillado sigue siendo casi herético.

Quizás quiso decir: asesinato

Cuando hace ya unos meses se publicaron las peticiones de búsquedas de decenas de miles de usuarios de AOL, la noticia no sólo llamó la atención porque ese listado permitía identificar a muchos usuarios e incluso revelar aspectos de su intimidad, sino porque en algunas de ellas se revelaban verdaderas intenciones criminales. Ahora nos llega la confirmación de que muchos asesinos aficionados usan Google para planear el crimen. La fiscalía de Nueva Jersey, en Estados Unidos, tiene pruebas más que condundentes contra Melanie McGuire no ya del delito, sino de sus intenciones. Y todo gracias a Google y al buscador de MSN, que diez días antes de que el marido de Melanie muriese tiroteado, realizó consultas desde su ordenador como "venenos instantáneos", "cómo cometer asesinato", "venenos indetectables, y algunas otras más genéricas sobre las leyes de armas en Nueva Jersey el vecino estado de Pennsylvania. Magnífica historia para un telefilme de tarde de sábado.