Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La AUI recurrirá la ley de Internet si no dice que sólo un juez puede cerrar un sitio web

La Asociación de Usuarios de Internet asegura que el borrador actual limita la libertad de expresión

La Asociación de Usuarios de Internet (AUI) ha levando la voz de alarma al observar que el borrador de la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI) no ha recogido las peticiones de usuarios y profesionales del sector que pretenden que el texto diga expresamente que son los jueces los únicos con poder para interrumpir la prestación de un servicio o la retirada de determinados contenidos.

La Asociación de Usuarios de Internet (AUI) ha levando la voz de alarma al observar que el borrador de la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI) no ha recogido las peticiones de usuarios y profesionales del sector que pretenden que el texto diga expresamente que son los jueces los únicos con poder para interrumpir la prestación de un servicio o la retirada de determinados contenidos.

La AUI está dispuesta buscar un recurso de amparo en caso de que el texto de la ley acabe aprobándose tal y como se encuentra actualmente redactado. "Queríamos que se modificaran los requerimientos para cerrar una página web, pero se han desoído nuestras peticiones", asegura Miguel Pérez Subías, presidente de la AUI, quien cree que el nuevo texto puede dar pie a la censura y al veto de contenidos.

"Para nosotros una web tiene el mismo rango que un medio de comunicación, y si a este sólo lo puede cerrar un juez lo mismo debería suceder con los sitios de Internet", insiste. "Si esto no se cambia, buscaremos un recurso de amparo", concluye.

La AUI cree que el nuevo borrador de la LISI no deja este punto claro, aunque en el texto se dice exactamente: "la autorización del secuestro de páginas de Internet o de su restricción cuando ésta afecte a los derechos y libertades de expresión e información y demás amparados en los términos establecidos en el artículo 20 de la Constitución solo podrá ser decidida por los órganos jurisdiccionales competentes".

"La norma genera inseguridad jurídica y puede provocar situaciones de indefensión", insiste Subías. Mientras, desde el Ministerio del Industria, responsable de la elaboración de la nueva ley, se dice que sólo se habla de la intervención de las "autoridades competentes" cuando se tratan temas relacionados con la protección de los consumidores y de sanidad, donde tienen competencias las Comunidades Autónomas, pero nada que se salga de lo contemplado por otros textos legales.

Pero esta explicación no contenta a la AUI, que se muestra en desacuerdo con otros puntos del texto. "Sobre la responsabilidad sobre los contenidos de una web, pensamos que uno sólo es responsable de los contenidos propios, pero que los enlaces o textos publicados por otros deben ser responsabilidad suya", apunta Subías, quien se muestra dispuesto a tomar las medidas que sean necesarias para que se escuchen sus sugerencias.