Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos quiere que miles de internautas vigilen la frontera con México

El FBI pide a los proveedores de Internet que almacenen los datos de sus clientes

Apenas tres días después de que Georges Bush anunciase un gran despliegue en la frontera de soldados de la Guardia Nacional en las fronteras entre el país estadounidense y México, el Gobernador de Texas ha declarado que se instalarán miles de cámaras a lo largo de Río Grande, la frontera natural que separa Norteamérica y México. La idea es publicar las imágenes en Internet y que los internautas de todo el mundo puedan avisar a las autoridades de cualquier anomalía. Dentro del país, el FBI quiere que los proveedores de Internet guarden durante dos años los datos de sus clientes para utilizarlos en la lucha contra el terrorismo o la pornografía infantil.

El departamento de justicia americano ha anunciado que pedirá en el Congreso que se aprueba la creación de una enorme base de datos que almacene la información de miles de internautas. El director del FBI, Robert Mueller se reunió el pasado 26 de mayo representantes de Google, Microsoft o AOL para proponerles éstos que conservasen la dirección IP (Internet Protocol), el número que identifica cada ordenador y que permite seguir los pasos del propietario o usuario de ese ordenador por la Red.

Generalmente esos datos suelen borrarse en días o semanas aunque desde el FBI se aspira a que los proveedores de Internet los guarden al menos dos años. Tras conocer los planes del FBI, los proveedores de Internet han manifestado su preocupación porque la medida se enfrenta al derecho al anonimato y a la vida privada de los internautas.

Estados Unidos también tiene pensado instalar cientos de cámaras del norte a sur de Río Grande. Las imágenes serán retransmitidas en Internet para que miles de personas puedan "patrullar" virtualmente la frontera entre EE UU y México. El gobernador de Texas Rick Perry ha anunciado también que pondrá a disposición de una línea de teléfono gratuita para que los internautas puedan informar de los movimientos en la frontera.

La instalación de cámaras a lo largo de la frontera estatal de 1.600 kilómetros con México costaría 5 millones de dólares y grabarán, según el gobernador tejano, "los puntos calientes del delito y las rutas que se utilizan comúnmente para ingresar ilegalmente al país"

La propuesta de Perry, un republicano que busca su reelección en noviembre, llega en medio de una campaña liderada por la derecha contra la inmigración ilegal a través de la frontera entre Estados Unidos y México.

Una encuesta reciente de la revista Time señaló que el 58% de los encuestados apoya la construcción de un muro en toda la frontera entre México y Estados Unidos. Actualmente sólo en algunos tramos, especialmente en California, hay muros y vallas levantados.