Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SIMO 2005

El próximo paso, la tele de alta definición

Esta tecnología multiplica por cinco la información que se recibe

La televisión de alta definición ya está disponible en España a través del satélite Astra, siempre que se cuente con la antena parabólica orientada y el decodificador de señal adecuado. Las emisiones, sin embargo, son muy limitadas, y los contenidos en castellano, prácticamente nulos. El despegue de la televisión de alta definición en nuestro país se espera que se produzca en 2007 y a través de satélite.

Se pueden emitir programas de televisión en alta definición con el actual sistema de televisión digital terrestre y hay espacio suficiente para ello con el reparto de canales vigente y la tecnología de compresión de señales que se está desarrollando. También se pueden enviar contenidos de elevada calidad de imagen por medio del cable o incluso del hilo telefónico. Lo que ocurre es que tiene poco sentido forzar al límite los enlaces terrestres, de cable o telefónicos para transmitir programas audiovisuales que ocupan mucho ancho de banda.

Es más coherente, desde el punto de vista de la audiencia y de la rentabilidad económica, utilizar el satélite, al no

tener problemas de capacidad, para enviar los contenidos audiovisuales en alta definición. Tanto en Japón como en Estados Unidos se transmiten muchos programas de televisión en alta definición. En Europa, la cuestión está mucho más retrasada porque hace años se apostó más por la cantidad que por la calidad de emisión. Hace unos días, sin embargo, la cadena alemana Premiere inició una programación en alta definición, de pago y por satélite. A principios de 2006, la cadena británica BSkyB y las francesas Canal Satellite y TPS empezarán a ofrecer alta definición, al igual que otras cadenas europeas. En el mes de julio, coincidiendo con el Mundial de Fútbol de Alemania, se prevé que despegue la demanda. La consolidación en Europa se calcula para 2008, con los Juegos Olímpicos.

Una imagen de televisión PAL en definición estándar tiene 576 líneas activas verticales por 720 puntos horizontales, lo que equivale a 414.000 puntos en formato rectangular y a unos 300.000 puntos con pantalla panorámica, porque se pierden las líneas superiores e inferiores. Es la resolución máxima que se puede ofrecer.

En televisión de alta definición, cada imagen tiene hasta 1.080 líneas activas por 1.920 puntos, lo que da 2,07 millones de puntos de información o píxeles, siempre en formato panorámico. Las pantallas planas que están a punto de salir al mercado son capaces de ofrecer esta resolución de dos millones de puntos, hasta cinco veces más información en cada imagen que con las emisiones PAL estándar. Los televisores planos que se venden en estos momentos, tanto de plasma como LCD, y que están preparados para alta definición (con la etiqueta HD Ready) tienen una resolución de panel de 768 líneas activas verticales por 1.366 puntos horizontales, lo que da aproximadamente un millón de píxeles. Así, la resolución que puede obtener un espectador con un televisor plano actual de una emisión en alta definición es unas dos veces y media superior a la de definición estándar. Muchas emisiones de alta definición se hacen con 720 líneas horizontales en lugar de 1.080, en línea con la resolución de los televisores planos de calidad que se venden en estos momentos. Los televisores de tubo sólo pueden alcanzar la definición estándar.

Los programas de televisión en alta definición se emiten ahora de manera comprimida, según la norma MPEG-2. Este sistema de compresión es el mismo que se utiliza a la hora de realizar los DVD y de emitir los programas de televisión digital en definición estándar, sea mediante sistema terrestre (TDT), satélite o cable. La diferencia está en el número de bits que se envían cada segundo: mientras que en una emisión normal es de unos tres millones, en alta definición se transmiten del orden de 14 millones.