La Federación Antipiratería rechaza la nueva regulación de la copia privada

La Asociación de Internautas acusa al Gobierno de hacer "encajes de bolillos" y la Federación Antipiratería considera que el canón abrirá la puerta a la piratería

Ya han comenzado a llover las primeras valoraciones del borrador de la nueva Ley de Propiedad Intelectual tras su aprobación el viernes en el Consejo de Ministros. Las opiniones han sido muy dispares -tal y como ya se venía advirtiendo- y ha sido muy difícil contentar a todos. Mientras que la Sociedad General de Autores y Promusicae apoyan la nueva reforma, la Federación Antipiratería ha mostrado su descontento por considerar que es "una puerta abierta" a la piratería.

Más información
Asimelec aplaude que el Gobierno de rango legal al canon digital

Las voces más satisfechas con la reforma se expresaban desde la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que ha manifestado su apoyo a la medida porque considera que "consolida" el canon digital, permitiendo sólo tres copias privadas a los consumidores.

También desde Promusicae se ha mostrado conformidad, ya que, según su presidente, Antonio Guisasola, "entendemos que este número de copias es un equilibrio mínimo". "No se puede prohibir, y lo que se tiene que conseguir son acuerdos que desarrollen un mercado legal", apuntó.

Demasiado margen

Los más contrarios a las medidas adoptadas en la nueva Ley de Propiedad Intelectual han procedido de la Ferderación de Antipiratería (FAP) y la Asociación de Internautas. Desde la FAP se ha argumentado que "la concepción de 'copia privada' es demasiado amplia". Para su presidente, José Manuel Tourné, el margen que permite la nueva norma "dificultará enormemente" la persecución de las versiones ilegales, dado que dota de "un amplio margen a la copia privada que debería ser una excepción y estar muy limitada".

La principal queja emitida por esta asociación es que considera que el canón facilitará que los consumidores, basándose en el derecho a hacerse copias privadas, puedan, por ejemplo, entrar a una sala de cine y grabar una película. Será un auténtico caos", denunció Tourné.

Por otra parte, desde la AI, se emitió la opinión de que "toda copia de algún producto con protección sería totalmente ilegal". El idente de la Asociación de Internautas (AI), Víctor Domingo, acusó al Gorierno de hacer "encaje de bolillos" para justificar los cánones digitales que en la actualidad gravan algunos sistemas de almacenamiento. Para la asociación, la exclusión de los discos duros y del ADSL en estos cánones "deja abierto todo lo demás a la discusión de una comisión en la que ni siquiera estamos los consumidores y los internautas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS