Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas invertirá 93 millones en cuatro años para mejorar las comunicaciones entre investigadores

La CE quiere "impulsar una nueva ola de innovaciones"

La Comisión Europea ha anunciado que destinará hasta septiembre de 2008 un total de 93 millones de euros para mejorar la red de Internet Europea de Investigación y Educación (GEANT).

Las mejoras incluyen darle a los investigadores europeos su propio "ancho de banda", permitir acceso directo a los científicos a las redes GEANT y otras similares a nivel nacional en Europa, según un comunicado.

Asimismo incluirá un servicio inalámbrico y otro de "roaming", que les permitirá a los científicos mantenerse conectados a GEANT desde los lugares en los que se encuentren haciendo sus investigaciones.

"Darle a los científicos una arquitectura de comunicaciones con tecnología punta, que permite rendimientos mucho más superiores a los que ofrece el Internet comercial le permite a la UE mejorar su habilidad para innovar y competir", ha opinado el comisario de Empresa y Sociedad de la Información, Olli Rehn.

"Desde el primer trimestre de 2005, la infraestructura GEANT mejorada ayudará a expandir la oferta de servicios con tecnología de comunicaciones avanzada, y debería impulsar una nueva ola de innovaciones en esta área, que conducirá a una provisión de

servicios de Internet más eficientes y baratos", ha agregado Rehn.

La contribución que ha aprobado la Comisión de 93 millones de euros es menos del 50% del total de gastos que necesita la red, según la nota, pero el resto será cofinanciado por los países participantes.

GEANT y sus socios, las Redes Nacionales de Investigación y Educación (RNIE), son una infraestructura de soporte en comunicaciones para investigación en 34 países europeos.

GEANT permite a los investigadores desde Islandia hasta el Cáucaso que reúnan sus ideas, datos y el poder de sus ordenadores para conseguir resultados que no podrían alcanzar trabajando en solitario, y a que los astrónomos europeos combinen los datos de sus radio telescopios.

La plataforma sirve como soporte de herramientas de colaboración que utiliza la Agencia Espacial Europea (ESA), y también ha jugado un papel importante en el desarrollo de un nuevo protocolo de Internet, el IPv6, utilizado en servicios avanzados en la red, para coches, hogares y empresas.