Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CMT amenaza a Xfera con revocar su licencia de UMTS

El regulador del mercado de las telecomunicaciones da un mes a la empresa para que precise sus planes

El regulador del mercado de las telecomunicaciones ha asegurado que el operador móvil Xfera podría perder su licencia UMTS si no cumple pronto con el requisito de fijar una fecha precisa para el lanzamiento de sus servicios. "Xfera tiene de plazo un mes para comunicarnos la fecha del comienzo de sus servicios", ha dicho Carlos Bustelo, presidente de la CMT.

A la pregunta de si en su defecto, Xfera podría perder su licencia, Bustelo ha contestado afirmativamente. "En este caso se les podría revocar la licencia", ha dicho Bustelo tras inaugurar un encuentro del sector de las telecomunicaciones en Madrid.

Xfera es uno de los cuatro titulares de una licencia UMTS en España, pero contrariamente a sus rivales Telefónica Móviles, Vodafone o Amena no cuenta con clientes ni ofrece servicios convencionales de telefonía móvil y tampoco ha presentado planes concretos de lanzamiento.

Mientras Telefónica y Vodafone ya lanzaron sus servicios UMTS en España y Amena tiene previsto hacer lo propio después del verano, Xfera se ha limitado a decir que lanzaría UMTS a finales de 2004 o principios de 2005. La CMT ha publicado recientemente una resolución en la que instaba al operador a precisar esta fecha.

Xfera, al igual que los otros tres operadores de UMTS en España, se hizo con su licencia mediante un concurso, en el que los operadores tenían que garantizar las inversiones necesarias con avales. En el caso concreto de Xfera, el aval inicial ascendió a más de 2.600 millones de euros, aunque se redujo posteriormente a unos 460 millones de euros como consecuencia de un paquete de medidas para aliviar las cargas financieras de los operadores UMTS.

En la actualidad, el consorcio, controlado por las constructoras ACS y FCC, apenas cuenta con infraestructura propia en España - a excepción de varias decenas de estaciones base - al congelar su proyecto en 2002 e incumplir sus compromisos contractuales.