Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'ciberpapel' permitirá mostrar imágenes en movimiento

Poder leer una periódico o un libro en una pantalla de ordenador que se pueda doblar y enrollar como si de un papel se tratara ya es una realidad. Sin embargo no es una novedad, aunque aún no se haya comercializado. De hecho, el revolucionario proyecto de la tinta electrónica de varias compañías como E-Ink, Xerox o IBM se está empezando a quedar obsoleto frente a una nueva generación de 'ciberpapel' que, según científicos holandeses, permitirá visualizar en estas pantallas dúctiles imágenes en movimiento.

Estos expertos del instituto Philips Research en Holanda han encontrado la fórmula para descargar y visualizar en el papel electrónico video de alta calidad, además de texto. Asimismo señalan que su 'descubrimiento' permite conseguir la imagen en color cuatro veces más clara y brillante que la que se obtiene usando las pantallas de cristal-líquido.

Según publica la revista científica Nature este último invento no sólo contiene todas las ventajas del papel electrónico, sino que además, su ligero peso y su gran flexibilidad permite multitud de aplicaciones potenciales. Entre ellas, y aunque aún parezca una utopía, será la de tener una de estas pantallas cosida en la manga de una simple chaqueta de forma que su portador pueda ver a través de ella su correo electrónico, o ver las últimas noticias.

El ocaso del papel tradicional

A principios de los años noventa investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) comenzaron a trabajar en un proyecto futurista, el papel electrónico, que pretendía sustituir el tradicional papel por pantallas de última generación, con un grosor similar al de una cartulina, flexible y portátil, de forma que no hubiera inconveniente, incluso, en doblarlo y meterlo en un bolsillo.

Su pequeño grosor no incide negativamente en su capacidad de almacenamiento. Su límite está, como pudiera estar en cualquier otro ordenador, en la memoria del disco duro acoplado a un pequeño módem extraplano que incorpora este aparato, que permite la conexión a Internet para realizar las descargas.

Para lograr este grosor de tres milímetros que tienen estas pantallas, los científicos del MIT inventaron la llamada "tinta electromagnética", basada en la tecnología Gyricon desarrollada por Xerox . Se trata de una lámina de plástico flexible que lleva integradas unas minúsculas esferas. Cada una de ellas está cargada de partículas blancas suspendidas en una tinta oscura. Cuando se aplica un campo eléctrico, las partículas se mueven a un extremo de la esfera donde se vuelven visibles, mientras que la superficie aparece en blanco. Seguidamente, los puntos negros y blancos componen una imagen que se mantiene hasta que se aplica un nuevo voltaje, que lo borra para crear una nueva composición.