Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATENTADO EN GUIPÚZCOA

ETA asesina a un 'ertzaina' y hiere a otro en un atentado con coche bomba en Hernani

Poco después de la explosión la Ertzaintza ha detenido a tres personas, al parecer en relación con este atentado

El atentado se produjo pasadas las 00,40 horas, poco después de que se hubieran registrado incidentes en la localidad, en el transcurso de los cuales un vehículo KIA Shuma (un monovolumen) quedó cruzado en la calzada en las inmediaciones de la plaza Zinkoenea, el principal acceso a esta población.

Los agentes, pertenecientes a una patrulla de seguridad ciudadana de la Ertzaintza, se acercaron al coche para intentar retirarlo y la bomba que se hallaba en su interior explotó cuando al parecer los policías movieron el vehículo, que quedó convertido en un amasijo de hierros, precisaron fuentes de la Policía Autónoma Vasca.

El coche había sido robado anoche a un hombre que ha sido encontrado esta madrugada amordazado y atado junto a una ikastola de Hernani, tras haber sido abordado por dos individuos.

Los agentes habían acudido a la zona al recibir un aviso, ya que a lo largo de la noche se habían producido numerosos actos de violencia callejera en esa zona.

Abundante pérdida de sangre

El ertzaina fallecido, Iñaki Totorika Vega, que tenía 25 años y era natural de Portugalete (Vizcaya), ha perdido la vida en el Hospital Nuestra Señora de Aranzazu de San Sebastián, adonde llegó en estado muy grave. Sufría amputación de las dos piernas, metralla en abdomen y pecho y abundante pérdida de sangre.

El fallecido era militante de UGT y también estaba afiliado al Partido Nacionalista Vasco (PNV), según ha informado el presidente de esta formación Xabier Arzalluz.

Su hermano también era miembro de la Policía Autónoma.

El cadáver del fallecido ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de San Sebastián para practicarle la autopsia.

Su compañero, JL.A.S., de 36, que fue ingresado en el mismo centro hospitalario, sufre heridas leves y cortes en la cara causados por la metralla que ha salido despedida del coche y su estado no reviste gravedad, por lo que ha sido dado de alta sobre las 10.00 de la mañana.

Tres detenciones

Pocas horas después de la explosión, la Ertzaintza ha detenido a tres personas en relación con el atentado de Hernani, dos de ellas "directamente implicadas" en el mismo, según el portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz.

Aunque oficialmente no se han detallado las circunstancias del arresto, según la agencia Vasco Press las detenciones se habrían producido cuando dos individuos se encontraban junto a una cabina telefónica después de que hubieran llamado a la Asociación de Ayuda en Carretera para indicar dónde se encontraba atado y amordazado el propietario del turismo utilizado como coche bomba.

La Policía Autónoma ha procedido también al registro de un piso en la calle Navarra de la misma localidad que podría estar relacionado con estas detenciones.

Según testigos presenciales, la Ertzaintza acabó con el registro, efectuado en presencia de un juez, sobre las 11.00 horas, tras sacar cinco o seis cajas de un domicilio.

Con el atentado perpetrado esta madrugada en Hernani, la banda terrorista ha cometido 21 acciones terroristas en Guipúzcoa, en las que han muerto ocho personas, desde el fin de la tregua en diciembre de 1999.

ETA ha atentado 12 veces contra la Ertzaintza, desde su creación, en 1982, ocasionando en diez ocasiones víctimas mortales. Esta vez, la nueva acción terrorista se produce sólo unas horas después de que la policía francesa detuviera a uno de los miembros históricos de ETA, Gregorio Vicario Setién, después del robo de 1.600 kilos de explosivos en Grenoble, cerca de la frontera con Suiza.

Explosión en Beasain

Pasadas las tres de la madrugada, un artefacto hacía explosión en la oficina de Correos de la localidad guipuzcoana de Beasain sin causar heridos.

La explosión se produjo a las 03:05 horas en la plaza Urbialde y no causó heridos ni afectó a las instalaciones de Correos, aunque sí provocó daños en varios portales de la plaza, así como la rotura de los cristales de algunas viviendas, precisó la Ertzaintza.

No obstante, la Ertzaintza no consideró oportuno desalojar las viviendas, al estimar que los vecinos no corrían peligro.

Expertos de la Unidad de Desactivación de la Ertzaintza se encuentran en el lugar para recoger evidencias que permitan determinar el tipo y la composición del artefacto.

Varias oficinas de Correos de Guipúzcoa han sido objeto de ataques en las últimas semanas, el último de los cuales se perpetró en Hernani, donde el pasado 28 de febrero un encapuchado depositó una bomba mientras el personal de la empresa se encontraba en el interior.