La campaña de la cuarta dosis arranca con las previsiones de un aumento de contagios este otoño

Las comunidades empiezan este lunes a inmunizar a más de 13 millones de personas mayores de 60 años, personal sanitario y a quienes viven en residencias

Trabajadores de la sanidad pública gallega se preparan para administrar la cuarta dosis de la vacuna contra la covid.
Trabajadores de la sanidad pública gallega se preparan para administrar la cuarta dosis de la vacuna contra la covid.XUNTA (XUNTA)

La campaña de la segunda dosis de refuerzo frente a la covid empieza este lunes. Para la mayoría de los que la reciban será la cuarta dosis, aunque para quienes se vacunaron inicialmente con el suero monodosis de Janssen será la tercera. Al contrario de todas las inyecciones anteriores, en esta se utilizará un nuevo fármaco que está formulado expresamente para las nuevas variantes

El nuevo paso de la estrategia frente a la pandemia llega en un momento en el que la incidencia del coronavirus y la ocupación de los hospitales están en niveles bajos, aunque expertos y administraciones esperan que con el descenso de las temperaturas España hará frente a un incremento de los contagios. Las previsiones son que la situación no sea muy distinta a la de la séptima ola, con muchos contagios pero pocos casos graves, excepto entre colectivos como personas inmunodeprimidas y mayores con problemas de salud de base.

¿Quién recibirá la cuarta dosis?

Esta segunda dosis de refuerzo está indicada para todos los mayores de 60 años, personas que viven y trabajan en residencias y el personal sanitario, más de 13 millones de personas en total. Quienes no se hayan puesto la tercera dosis (un 7% de los mayores de 60 años no lo han hecho) podrán administrársela ahora en lugar de la cuarta.

¿Cómo son las nuevas vacunas?

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) aprobó a principios de mes las vacunas “adaptadas de las versiones originales de Comirnaty (Pfizer-BioNTech) y Spikevax (Moderna) para proteger frente a la subvariante ómicron BA.1, además de frente a las formas iniciales del SARS-CoV-2″, según un comunicado. Estas vacunas “son más precisas frente a las variantes circulantes del virus y ofrecen una protección más amplia”.

¿Cuál es la efectividad de la cuarta dosis?

Todavía no hay datos en un escenario real (no controlado en un ensayo) para conocer la efectividad de estas nuevas dosis de refuerzo. Un estudio recientemente publicado ha puesto el foco en la eficacia que tuvo en Portugal la cuarta dosis, que se adelantó para hacer frente a la ola que sufrió el país la primera primavera. Pero las vacunas utilizadas eran las originales, formuladas para el primer linaje del coronavirus detectado en Wuhan. Allí los mayores de 80 años que recibieron esa dosis extra sufrieron un 81% menos de hospitalización y un 82% menos de muertes que quienes no lo hicieron.

¿Reducirán las nuevas vacunas los contagios?

Las nuevas vacunas son una adaptación de las actuales y ofrecerán unos resultados parecidos. La protección contra casos graves que requieren hospitalización es muy elevada y, por tanto, evitarán millones de muertes. Pero no son vacunas esterilizantes, lo que supone que aunque contribuyan a reducir la circulación del virus, no consiguen evitar todos los contagios. El objetivo por ahora hacer de la covid una enfermedad leve, como muchas otras infecciones respiratorias.

¿Tienen las nuevas dosis más efectos secundarios?

No. Los efectos secundarios de las nuevas dosis “son comparables” a las ya administradas y mantienen un balance riesgo-beneficio favorable, según la EMA. Los estudios publicados demuestran que la protección ofrecida por las vacunas administradas hasta ahora empieza a descender pasados cuatro o cinco meses, en un proceso que es más rápido entre aquellas personas de más edad o inmunodeprimidas.

¿Cómo será la campaña para administrarla?

La mayoría de las comunidades empezarán a administrar las nuevas dosis en las residencias, luego seguirán con los que tienen más de 80 años y a partir de ahí irán descendiendo según la edad de los ciudadanos. No está previsto la apertura de nuevos vacunódromos, sino que los pacientes deberán acudir a sus centros de salud o a los dispositivos ya abiertos, según su lugar de residencia.

¿Pueden administrarse a la vez la vacuna del coronavirus y la de la gripe?

Sí, de hecho, es lo que está previsto hacer, como el año pasado. No hay ninguna contraindicación para recibir las dos vacunas a la vez. La forma más habitual de hacerlo es una en cada brazo. La administración de las dos vacunas en un mismo momento supone un ahorro muy importante de recursos, tiempo y desplazamientos, tanto para el personal sanitario como para los pacientes.

¿Cuántas dosis disponibles tiene España?

El Ministerio de Sanidad prevé recibir este mismo mes de septiembre unos 16 millones de dosis, según ha anunciado esta semana la ministra, Carolina Darias. Son más que suficientes para cubrir a toda la población para la que está indicada por el momento. Pero hasta final de año España ha comprado otros 28 millones de inyecciones adicionales, suficiente para cubrir a prácticamente toda la población.

¿Se ampliará a más población la recomendación de la cuarta dosis?

Darias dijo en junio que la intención era inyectar esta nueva dosis a toda la población adulta, aunque los expertos de la Ponencia de Vacunas que asesoran al ministerio todavía no se han pronunciado sobre su idoneidad en la población menor de 60 años. “Estaremos a lo que digan las personas expertas”, ha dicho la ministra esta semana.

¿Habrá otras vacunas, además de las de Pfizer-BioNTech y Moderna?

Por ahora no, aunque este es el objetivo. Varias compañías tienen en desarrollo otros sueros pensados para ser utilizados como dosis de recuerdo. Una de ellas es la de la compañía española Hipra, a la que la Comisión Europea comprará 250 millones de dosis y que está en las últimas fases de desarrollo, a la espera de la aprobación de la EMA.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS