Los contactos de infectados de covid sin vacunar no tendrán que hacer cuarentenas desde el sábado

La medida afectará sobre todo a los niños menores de 12 años, el mayor grupo que no ha completado la pauta. La incidencia acumulada sigue bajando y se sitúa en 515 casos por 100.000 habitantes

Niños juegan en el recreo en el colegio Aura de Terrassa.
Niños juegan en el recreo en el colegio Aura de Terrassa.CRISTÓBAL CASTRO

El sábado terminarán las cuarentenas para los contactos estrechos de infectados covid que no estén vacunados. La Comisión de Salud Pública (CSP) ha decidido este martes levantar esta medida, tal y como adelantó EL PAÍS. Afecta sobre todo a los niños, el único colectivo que no está mayoritariamente vacunado, ya que quienes han recibido la pauta completa (el 91% de los mayores de 12 años) ya estaban libres de guardar cuarentena.

La CSP, integrada por directores de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, recomienda que durante los 10 días posteriores a la última exposición, los contactos estrechos de casos confirmados extremen las precauciones y reduzcan todo lo posible las interacciones sociales, utilizando de forma constante la mascarilla y manteniendo una adecuada higiene de manos. “Especialmente se debe evitar el contacto con personas vulnerables”, pide Sanidad en un comunicado.

Esta decisión tiene sus mayores consecuencias en los colegios. Hasta ahora, con más de cuatro positivos un aula tenía que cuarentenarse, algo que decaerá desde el sábado. Si un niño, esté o no vacunado, tiene un contacto estrecho con un infectado podrá ir a clase normalmente. Según el último informe del ministerio, solo un 18,4% de los menores de 12 años tiene la pauta completa. El 57,4% ha recibido el primer pinchazo, un porcentaje que lleva días de un crecimiento muy lento.

El fin de las cuarentenas se refiere solo a los contactos de un caso: las personas infectadas sí tendrán que mantener el aislamiento de siete días, que puede alargarse a 10 si siguen presentando síntomas. Los técnicos del ministerio y las comunidades estudian ya rebajar también esta medida.

La única gran restricción covid que queda implantada en toda España son las mascarillas en los interiores. No hay fecha para retirarlas, pero el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el lunes en una entrevista en Televisión Española que llegaría “muy pronto”, contando siempre con el consenso de la comunidad científica y de las comunidades autónomas. “No quiero aventurarme porque son ellos [la comunidad científica], los que van a proponer el momento”, dijo.

Esto dependerá del ritmo de caída de los casos. Este martes Sanidad recogió una incidencia acumulada de 514 diagnósticos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una cifra que no se veía desde antes de las navidades, cuando comenzó la gran explosión de ómicron en España. La cifra se ha quedado al borde de la frontera del riesgo de contagios “alto” y el “muy alto”, en el que España lleva instalada desde el 17 de diciembre.

Todos los demás indicadores también siguen cayendo. Este martes había ingresados en los hospitales 6.478 personas con coronavirus, lo que supone una ocupación del 5,23% de las camas. En las unidades de cuidados intensivos había 962 pacientes de covid, un 10,47%. Estos niveles rozan lo que el semáforo de Sanidad considera un “riesgo bajo” en la presión asistencial (situado en un 5% y un 10%, respectivamente).

Sobre la firma

Pablo Linde

Escribe en EL PAÍS desde 2007 y está especializado en temas sanitarios y de salud. Ha cubierto la pandemia del coronavirus, escrito dos libros y ganado algunos premios en su área. Antes se dedicó varios años al periodismo local en Andalucía.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS