La crisis del coronavirus

España retomará la vacunación con AstraZeneca el miércoles de la semana que viene

La comisión de Salud Pública se reunirá para determinar con qué sector de la población se reanudan los pinchazos

Varias personas esperan en un punto de vacunación en el Hospital de campaña de La Fe, en Valencia, el pasado 15 de marzo.
Varias personas esperan en un punto de vacunación en el Hospital de campaña de La Fe, en Valencia, el pasado 15 de marzo.Mònica Torres

España retomará la vacunación con AstraZeneca el miércoles de la semana que viene. Esa ha sido la decisión unánime del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) en una reunión extraordinaria, tras conocer las conclusiones de la investigación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), según confirmó la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

In English

Antes de reemprender la vacunación, entre el viernes y el sábado, la ponencia de vacunas y la comisión de salud pública se reunirán para determinar cuáles serán los grupos que vuelvan a vacunarse. Estos organismos tenían pendiente la decisión de ampliar a mayores de 55 años su aplicación, algo que no se había hecho a falta de unas pruebas científicas que cada vez están más consolidadas. Además, ahora revisarán las conclusiones de la EMA para evaluar si se excluye a algún grupo específico que pueda tener más riesgo tras recibir la vacuna. Con los informes de los técnicos, el lunes habrá un CISNS extraordinario para adoptar la decisión definitiva.

En vídeo, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anuncia que España retomará la vacunación con AstraZeneca a partir del próximo miércoles, este jueves en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud.(EPV)

Con los datos que hay sobre la mesa, todo indica que la ponencia de vacunas ampliará el límite etario para administrar la vacuna de AstraZeneca a mayores de 55 años. Los trombos venosos que se han detectado, aunque no se pueden vincular de forma directa a la vacuna, han sido mayoritariamente entre mujeres de alrededor de 40 años. El Reino Unido, que están pinchando la vacuna a mayores, ha reportado menos eventos de este tipo que la Unión Europea.

Darias, ya había anunciado que en cuanto hubiera conclusiones de la EMA, su departamento movería ficha, una vez que decidió suspender la vacunación con el suero de AstraZeneca el pasado lunes. Lo hizo después de que varios países europeos, incluida España, detectasen varios casos de trombos venosos en los senos cerebrales tras la vacunación. Pese a que la EMA había advertido de que los beneficios de la vacuna superaban a los riesgos, una quincena de países europeos decidieron frenar los pinchazos hasta que este organismo estudiase a fondo estos trombos.

Uno de los problemas que temen algunos expertos a la hora de reiniciar la vacunación es el rechazo de la población. José María Martín Moreno, doctor en Epidemiología y Salud Pública por la Universidad de Harvard, cree que se ha creado una situación de “desconfianza”, con comunicación “confusa”. “La población tiene miedo de que esta vacuna pueda ser peligrosa y no ha habido una posición homogénea de los países europeos a la hora de actuar. Para la ciudadanía se crea una confusión absoluta, no sabe a qué atenerse”, explica.

Aunque la EMA sigue defendiendo los beneficios de la vacuna de AstraZeneca sobre sus riesgos, no descarta por completo la asociación a casos muy raros de coágulos sanguíneos relacionados con la trombocitopenia, por lo que hará una advertencia en la información del producto y pide a quienes se la inyecten que si notan los signos característicos de esta dolencia, acudan inmediatamente a urgencias. “Creo que el dejar ese resquicio (aunque mínimo) abierto a la legítima preocupación y existiendo alternativas, va a haber gran presión para priorizar las otras vacunas aprobadas y que se aprueben posteriormente”, asegura Moreno.

Ángela Domínguez, coordinadora del grupo de trabajo de Vacunación de la Sociedad Española de Epidemiología, incide en que estos procesos deberían dar confianza porque son signo de que “el sistema de farmacovigilancia funciona”. “Habrá que explicar los beneficios de las vacunas para generar confianza en la población”, señala.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50