Menores

Una niña de 12 años da a luz a un bebé en su casa de Cantabria

El padre, que tiene 17 años, procede del ámbito de la familia, atendida por los servicios sociales

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander, a donde fue trasladada la menor.
El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander, a donde fue trasladada la menor.Servicio Ilustrado (Automático) / Europa Press

Una niña de 12 años dio a luz a un bebé el pasado domingo en su casa de Cantabria sin que sus parientes estuviesen al tanto del embarazo. El padre es un menor de 17 años que pertenece al entorno familiar y residía con ella. Los servicios sociales de la región, que atendían a esta familia en situación de vulnerabilidad, también desconocían el estado de la preadolescente. La tutela de la chica le correspondía a su madre, mientras que el padre permanece en prisión por tráfico de drogas. Una vez certificado el buen estado de salud tanto de la niña como de su hijo, la Fiscalía procederá a investigar los detalles de lo ocurrido para dilucidar si se ha producido algún tipo de agresión sexual. La gestación comenzó aproximadamente cuando se decretó el confinamiento de marzo.

Una vez se llamó a la ambulancia para informarles de que el alumbramiento estaba teniendo lugar en este domicilio particular, los sanitarios que acudieron cortaron el cordón umbilical y constataron el buen estado de ambos. A continuación, los desplazaron al hospital Marqués de Valdecilla, en Santander, donde un trabajador social hizo una valoración de la situación. La madre primeriza ya ha sido dada de alta, mientras que el pequeño continúa en observación.

El sistema de protección a los menores que gestiona el Gobierno autonómico mediante el Instituto Cántabro de Servicios Sociales tenía a la menor en su programa a través de un expediente de protección. Esta entidad ha rehusado pronunciarse sobre los hechos. Las fuentes conocedoras del caso explican que es una “familia complicada” y que tanto la madre —ahora abuela— como la menor “evolucionaban bien” hasta que súbitamente se produjo el parto el pasado día 6 de diciembre. En el colegio al que acudía la joven tampoco habían percibido que pudiese estar encinta.

Los funcionarios que vigilaban su caso habían remitido una buena proyección escolar, con “buenos resultados académicos” y no les constaba ningún episodio de conflictividad. La escasa edad de la menor provoca que por motivos de protección de datos, especialmente con menores, no se haya informado la localidad de donde procede la niña con el objetivo de que afecte lo menos posible a su desarrollo personal y social.

La familia de la chica de 12 años ya ha remitido un escrito para afirmar que quieren dar al bebé en adopción y en las próximas fechas deberán ratificarse para que se inicie el proceso. Portavoces del área de Servicios Sociales cántabros indican que los menores en esta situación pasan a formar parte de un plan de “acogimiento familiar” para que otras personas puedan cuidarlos temporalmente antes de ingresar en centros especializados. Según estas fuentes, en Cantabria hay unas 50 personas en la lista de espera para acoger a menores que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50