LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Ayuso, tras la reunión sin acuerdo: “Si vamos tarde, no es por nuestra parte. Le pido a Sánchez que volvamos a la foto”

Illa apremia a Madrid a tomar más medidas. “En ningún momento nos han dado un plazo [para acatar las recomendaciones de La Moncloa]”, dice el consejero de Sanidad de la región

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, durante la reunión de este lunes. En vídeo, la reunión entre Sanidad y la Comunidad de Madrid termina en fracaso absoluto.FOTO: JOSE MARIA CUADRADO JIMENEZ (EFE) / VÍDEO: ATLAS

Se acaba el tiempo. No ha sido un portazo, pero sí otro desencuentro. El Gobierno y la Comunidad de Madrid se mantienen firmes en sus posiciones. Nada ha cambiado, más allá del tiempo de la reunión, que se ha alargado a casi dos horas en la sede del Ministerio de Sanidad, las distancias se mantienen alejadas. No hay atisbo de acuerdo, pese a las últimas llamadas y reuniones entre ambos equipos. “El ministerio se mantiene en su posición y la nuestra nunca ha variado”, cuentan fuentes del entorno de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha sido más duro en su intervención pública: “Cuando uno va al médico quieren que le diga la verdad. Hay que tomar el control de la pandemia con el objetivo de doblegar la curva. Pedimos a Ayuso que se deje ayudar y que escuche las recomendaciones que hacemos. No es descartable que haya que tomar más medidas en función de cómo funcionen las cosas porque ya vamos tarde. Hay que actuar con determinación”. La presidenta contestó anoche en una entrevista en 13TV: “Si vamos tarde, no es por nuestra parte. Le pido a Sánchez que volvamos a la foto”.

Salvador Illa, durante la reunión con el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. En vídeo, Illa pide a Ayuso que "se deje ayudar".(EUROPA PRESS)

Los dos bandos se mantienen en las mismas posturas. El Gobierno central quiere que se aumenten las restricciones en toda la capital y en todos los municipios de la región que se superen los 500 casos por cada 100.000 habitantes. La presidenta Ayuso, por su parte, quiere que esa medida se aplique en toda España. O todos o ninguno. La posición es inamovible. “Nuestra posición nunca ha variado", insisten las mismas fuentes. "Es la misma que venimos explicando desde hace una semana cuando presentamos las medidas y las pusimos en marcha. El propio ministro [Salvado Illa] las aplaudió y 48 horas después cambió de criterio”. ¿Baraja la Comunidad ya una intervención? El silencio como respuesta.

El Gobierno ha trabajado durante el fin de semana en esta posibilidad, que tiene dificultades jurídicas y políticas evidentes y no es la mejor opción para el Gobierno. La utilización del decreto de nueva normalidad es la fórmula más suave. Le permitiría tomar la decisión de ampliar a toda la capital el confinamiento parcial que tienen ya la mayoría de los barrios más populares, lo que no implica ni mucho menos volver a un encierro como el de marzo, sino reducir al máximo los movimientos entre barrios y dentro de la región. Sin embargo, tendría muchos problemas para desarrollar esta medida y tomar otras sin la cooperación de la Comunidad.

¿Va a intervenir el Gobierno la región de Madrid en los próximos días tras este último desencuentro? No ha quedado claro. El ministro Illa ha vuelto a insistir al Ejecutivo de Ayuso en que tome más medidas con el rostro muy serio. “Les voy a hablar de datos y de ciencia”, ha dicho el ministro para, a continuación, soltar las últimas cifras de contagios de la Comunidad. Madrid ha comunicado la mayor cifra de notificaciones en esta segunda ola. 1.488 casos más que el fin de semana anterior. Sigue presentando cerca de un 40% de los casos que se producen en España. La tasa positividad es del 20,7%, casi el doble que en todo el país. “Estos son datos, que refuerzan de que el hecho en Madrid hay transmisión comunitaria", ha insistido Illa. “No hay que tomárselo como un juego y no está tomado el control de la pandemia. Las medidas hay que aplicarlas con carácter inmediato. No es descartable que haya que tomar más medidas en función de cómo funcionen las cosas. Y ya vamos tarde. Hay que actuar con determinación”. Las medidas que ha vuelto a recomendar el ministro no han variado. Uno, limitar la movilidad en todo Madrid. Dos, prohibir para toda la comunidad el consumo en barras de bar. Y tres, restringir el aforo de las terrazas al 50%.

El consejero de Sanidad, Enrique Escudero, ha salido en rueda de prensa en la Puerta del Sol tras las palabras del ministro. “En ningún momento de la reunión nos han dado un plazo [para acatar las recomendaciones de La Moncloa]. No ha habido ningún tipo de disposición en cuanto a fechas. Sí que hemos quedado en profundizar en más reuniones”. Después, ha deslizado. “No podemos aceptar ningún tipo de imposición”. La presidenta se ha sumado a la tesis de su consejero. “No podemos volver a confinar. Esa era la única opción y la prolongaron porque era lo fácil. Estamos obligados a buscar los métodos más creativos. Para mí la solución es localizar al 1% que va contagiando y que el 99% de la gente siga con su vida”, ha dicho. Unos minutos antes su vicepresidente, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, pedía perdón por la imagen que estaban transmitiendo a los ciudadanos. “La imagen que estamos dando ambas administraciones no es la que esperan los madrileños y pido disculpas por ello”.

La mañana en Sol ha arrancado con distintas intervenciones públicas. La posición del Ejecutivo de Ayuso fue inalterable. El consejero de Justicia, Enrique López, cada día más activo en redes sociales y en los medios, fue tajante ante la posibilidad de la intervención de La Moncloa: "Hay que establecer criterios adecuados y eficientes. No utilicemos conceptos tales como “lo que dicen los científicos”, dijo en una entrevista a La Sexta. “Yo soy jurista”, observó, “y cuando hay debates hay unos que dicen una cosa y otros, otra”.

A media tarde, el equipo de Ayuso lanzó a los medios los últimos del informe epidemiológico. “Se ha reducido un 66% el crecimiento del total de ingresados por Covid-19 en los hospitales madrileños, pasando de los 591 en la semana del 14 al 20 de septiembre a los 264 en la semana 21 al 27 de septiembre”. La presidenta Ayuso ha tildado estos datos como “desplome” en un mensaje en su perfil de Twitter. “Nuestra estrategia sanitaria funciona”. En el entorno de la presidenta no se atisba ningún cambio de postura. Los datos oficiales también dicen que, desde el viernes pasado, en los hospitales de la Comunidad de Madrid se han producido 911 ingresos nuevos por coronavirus en planta y 89 en UCI y han fallecido 131 personas.



Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Lo más visto en...

Top 50