crisis del coronavirus

El hospital de Vigo destituye a una jefa médica tras criticar la desprotección de los sanitarios

Eva Maquieira, en aislamiento por posible contagio de coronavirus, se quejó en redes sociales de “la falta de liderazgo y previsión" de los directivos de la sanidad gallega

Un miembro del Ejército durante la desinfección del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, la pasada semana.
Un miembro del Ejército durante la desinfección del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, la pasada semana.MIGUEL RIOPA / AFP

La jefa de Cirugía Plástica y Reparadora del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo ha sido destituida tras publicar en redes sociales un mensaje en el que criticaba por insuficientes las medidas de protección al personal sanitario impulsadas por el centro en el que trabaja. Eva Maquieira Gómez difundió esta publicación en su página personal de Facebook mientras se encontraba en aislamiento por la posibilidad de haber sido contagiada. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha expresado su apoyo al cese ejecutado por la gerencia del área sanitaria.

Maquieira censuraba en su mensaje “la falta de liderazgo y previsión por parte de los mandos directivos” del Servizo Galego de Saúde (Sergas) del Gobierno gallego. “He sido criticada y reprendida por mis mandos superiores por utilizar mascarilla quirúrgica desde hace una semana en mi actividad clínica diaria en el hospital, sobre todo en curas y consulta donde es físicamente imposible mantener la tan pregonada distancia de un metro”, escribió el pasado sábado la doctora. “Me han tachado de irresponsable por ir generando alarmismo en la población”, añadió.

El Servicio Gallego de Salud alega “pérdida de confianza” para justificar su destitución como jefa de sección. El gerente del área sanitaria, Julio García Comesaña, le comunicó el cese en persona a la facultativa el pasado domingo, un día después de publicar el mensaje en Facebook. El Sergas esgrime que Maquieira “cuestionó públicamente en redes sociales las indicaciones de Medicina Preventiva” y que el “debate clínico y la discrepancia" resultan “improcedentes cuando saltan del ámbito interno” porque "generan desconfianza y alarma entre la ciudadanía”.

En su mensaje, Maquieira cuenta que está a la espera de los resultados del test de coronavirus después de que una compañera del servicio haya dado positivo. Expresa su confianza en la sanidad pública, “maravillosa y puntera”, y en sus profesionales, “gente preparadísima, capaz, esforzada, generosa, solidaria...”. Pero también confiesa haber sentido “rabia e impotencia” por la gestión “de los mandos directivos de la sanidad gallega”, “aquellos que trabajan desde despachos pero no con pacientes reales y que, por tanto, desconocen de primera mano todo lo que no se registra en números, estadísticas o normativas”. “A pesar de haberme saltado las normas, junto con mis compis de servicio y nuestra enfermera, y usar y recomendar a todo el personal del hospital mínimas medidas de protección (tampoco las más adecuadas), una de las componentes de nuestro equipo ya ha dado positivo”, lamenta.

Feijóo ha defendido este martes al equipo directivo del hospital. “Tenemos que estar a una y si hay un fallo de confianza mutua, hay que responder con diligencia”, ha señalado el presidente gallego, quien considera que la gerencia del Álvaro Cunqueiro debe actuar ante las críticas de la médico en Facebook porque “no son contra el centro sino contra el servicio de Medicina Preventiva”. En su mensaje Maquieira, sin embargo, no cita en ningún momento a Medicina Preventiva sino a los “mandos directivos de la sanidad gallega”.

El número de sanitarios afectados por coronavirus en España ronda ya los 5.400, lo que supone un 13% del total de enfermos, un porcentaje superior a otros países como Italia (8%) o China (4%). En Galicia, según ha informado este martes Feijóo, alcanza el 9% (unos 120 profesionales), una cifra inferior a la española pero superior a la italiana. Maquieira refleja en el mensaje lo que otros muchos colegas y organizaciones profesionales están denunciando: la falta de test a los trabajadores de los servicios de salud, que siguen trabajando aunque no se pueda descartar que hayan sido contagiados. “Ahora han decidido (desde otro despacho) que ni cuarentena ni leches. Que tampoco nos van a hacer el test si no tenemos síntomas (pero podemos estar asintomáticos y ser positivos e ir diseminando coronavirus por el hospital) y que acudamos a trabajar al día siguiente como si nada, simplemente poniéndonos una mascarilla quirúrgica 14 días”, asegura Maquieira.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50