la crisis del coronavirus

Las pruebas rápidas para detectar los casos ocultos comenzarán esta semana

Los ingresados en UCI, la mejor medida para comprobar el avance de la epidemia, alcanza los 774, un 37,4% más que el martes

Una trabajadora desinfecta el atril del Congreso de los Diputados este miércoles. En vídeo, declaraciones de Fernando Simón. POOL / VÍDEO: QUALITY

La foto que aportan los datos de la epidemia del coronavirus en España cambiará de forma brusca en los próximos días. Esta misma semana comenzarán a desplegarse pruebas rápidas para detectar el virus entre poblaciones con síntomas leves que ya no estaban figurando en las estadísticas. Esto, previsiblemente, hará “aumentar sustancialmente” el número de positivos, según ha explicado este miércoles Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias sanitarias.

Los datos que se manejan hasta ahora están ocultando buena parte de la pandemia en España. La última cifra es de 13.716 casos, lo que supone un 18% más respecto a la misma hora del martes. Los expertos indican que la imagen más precisa de la magnitud de la Covid-19 en el país, a falta de más pruebas diagnósticas, la aportan los hospitales, especialmente, los cuidados intensivos. Ahí se comprueba que el avance es mucho mayor que el de los casos detectados: 774 personas están ingresadas en la UCI, un 37,4% más que 24 horas antes. Además, hasta el momento, se han producido 598 fallecimientos (un 21,8% más que el martes) y 1.081 altas en todo el país (un 5% más).

Todas estas son, sin embargo, imágenes del pasado. Desde que una persona se infecta, manifiesta síntomas, tiene que ser ingresada en la UCI y, en el peor de los casos, muere, pasan días, incluso semanas. Con las altas sucede igual, pueden transcurrir hasta 20 días desde el ingreso hospitalario hasta la curación. Los nuevos tests son cruciales, tanto para detectar, tratar y aislar a los enfermos ―tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS)―, como para saber la progresión real del virus.

Las pruebas que se realizan actualmente, de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), tratan de localizar el material genético del virus en muestras de pacientes. Esto requiere un tiempo y una logística que se había visto desbordada, especialmente en las comunidades autónomas con más casos. Sanidad no ha aclarado exactamente cuál será el nuevo método; en otros países se han implantado tests serológicos, mucho más rápidos, pero también más imprecisos. El propio Simón ha reconocido que las nuevas pruebas darán falsos positivos y negativos y que tienen que evaluarlas antes de ponerlas en marcha, algo que sucederá, según ha anunciado, el jueves o el viernes.

Desde que la epidemia escaló hace casi dos semanas, solo se venían haciendo pruebas a los casos graves, a personas especialmente vulnerables y a los sanitarios con síntomas (o a miembros del Gobierno y la Casa Real sin ellos), pero a las personas con síntomas leves, especialmente en los lugares más saturados, se les instaba a permanecer en casa. Esto cambiará cuando las pruebas rápidas estén disponibles. “En principio se hará a una muestra representativa de la población para valorar las transmisiones comunitarias y la diseminación del virus. Pero no está claro cuánto incrementará [las cifras], no conocemos bien la incidencia poblacional”, ha recalcado Simón.

“Lo importante es asegurarse que está bien integrado con sistemas sanitarios. No tiene sentido hacer pruebas si no están dirigidas y supervisadas por los servicios sanitarios. El ministerio lanzará estas pruebas en coordinación con las comunidades autónomas y recuperaremos alguno de los problemas que se venían detectando en días pasados, cuando había mucha gente a la que se le retrasaban los tests”, ha añadido.

Madrid, la comunidad más afectada

La Comunidad de Madrid (con 5.637 casos positivos ya y 390 fallecidos) sigue estando a la cabeza en el impacto de la epidemia de la Covid-19. Y tiene una “tasa de letalidad” y de hospitalizados más alta que la media del país. Esto se debe a que en Madrid, como en otras comunidades autónomas, se han producido brotes en residencias de ancianos y centros de jubilados, que son la población más vulnerable a la enfermedad.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias también ha reconocido que se están produciendo problemas con los equipos de protecciones en muchos hospitales. Simón ha señalado que en los próximos días se aumentarán los esfuerzos para que haya suficientes equipos de protección personal en todos los centros sanitarios.

A preguntas de los periodistas por vía telemática (la rueda de prensa se retransmite por Internet y se mandan las preguntas por un grupo de WhatsApp) sobre si se están habilitando hoteles u hospitales de campaña para reforzar la capacidad del sistema, Simón ha explicado que se barajan “muchas opciones”. “Algunas están relacionadas con el Ministerio de Defensa, que cuenta con muchos recursos, también con medicalizar instituciones que no son sanitarias pero se pueden adaptar para cierto tipo de pacientes. También contamos con recursos humanos que se pueden adaptar al sistema, que se está poniendo a un nivel de tensión que no habíamos conocido”, ha concluido.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50