Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez ve contradicciones en la confesión del detenido por el ‘caso Marta Calvo’

Jorge Ignacio Palma acude al Juzgado de Alzira en la causa abierta por homicidio. La titular ratifica la prisión provisional

Jorge Ignacio Palma, a la salida de los juzgados de Alzira este lunes. En vídeo, la juez manda a prisión a Jorge Palma por sus contradicciones en la versión de la muerte de Marta Calvo.

Jorge Ignacio Palma, el autor confeso de la desaparición en Manuel (Valencia) del cuerpo de Marta Calvo, ha llegado minutos después de las once de la mañana de este martes a Alzira, conducido por la Policía Nacional al Juzgado de Instrucción número 6 que lleva la causa abierta por homicidio. La juez titular ha ratificado la prisión provisional, comunicada y sin fianza del detenido atendiendo "a ciertas incoherencias y contradicciones" en la confesión que el detenido realizó el pasado miércoles tras entregarse. Así lo han explicado los abogados de la madre de Calvo, Pilar Jové y Vicente Escribano, a la salida del juzgado. El preso, que se había negado a declarar ante la juez de guardia el pasado viernes, ha permanecido dentro 75 minutos.

Los letrados han señalado que hay una causa declarada secreta, y que hay muchas actuaciones de la Guardia Civil que se desconocen. Algunas de las contradicciones e incoherencias señaladas por la juez se manifiestan, por ejemplo, en que se ha comprobado por las antenas de telefonía móvil que el detenido no estaba en los lugares donde decía estar en su confesión. Los abogados han indicado que los agentes hicieron un seguimiento de los movimientos de Palma desde que la madre de Marta Calvo denunció la desaparición de la joven de 25 años el 9 de noviembre, tras acudir a la casa del detenido en la localidad de Manuel, distante 55 kilómetros de Valencia. Calvo envió a su madre su última localización a través de WhatsApp. Es el último rastro que se tiene de ella. Los letrados han incidido en destacar el trabajo de la Guardia Civil en la búsqueda del cuerpo y en recabar pruebas.

La citación en el juzgado no era para que el detenido declarase, sino para que la juez titular ratificara o no la decisión de la juez de guardia del viernes. Palma ha vuelto a pedir perdón, si bien no ha dicho por qué, según los abogados.  

La llegada y la salida se han producido sin incidentes, en medio de un cordón policial y entre gritos de "asesino" que han proferido una docena de vecinos, que se han ido concentrando en la zona ante la nutrida presencia de los medios de comunicación. La causa está abierta por homicidio, sin menoscabo de que la calificación se modifique conforme avance en la instrucción. El detenido también se ha negado a declarar.

El acusado declaró en un primer momento, cuando se entregó en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent (Valencia) la madrugada del pasado miércoles, que lo ocurrido había sido "un accidente" y que habría desmembrado el cuerpo y distribuido las partes en varios contenedores de tres poblaciones. SIn embargo, los investigadores cuestionan esta versión y siguen buscando el cuerpo de la joven valenciana, de la que no se sabe nada desde el 7 de noviembre. La zona es montañosa, con algunos campos de naranjas y huertos.

El viernes pasado Palma, de origen colombiano, se negó a declarar en el Juzgado número 2 de Alzira, en funciones de guardia, cuyo titular ordenó su prisión provisional, comunicada y sin fianza. Entonces pidió perdón por su modo de actuar, si bien se mostró entero y no le tembló el pulso en ningún momento, según fuentes jurídicas presentes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >