Violación, no abuso: los cambios que los expertos piden tras La Manada

El grupo de asesores recomendó al Gobierno endurecer las penas y clarificar las agresiones sexuales

José Ángel Prenda y Alfonso Cabezuelo, dos de los componentes de La Manada en los juzgados de Sevilla, este viernes en Sevilla. En vídeo, declaraciones de la fiscal.Video: Alejandro Ruesga | EFE

La primera sentencia de La Manada, por la que se condenó por abuso sexual y no por agresión a los cinco hombres que violaron en grupo a una joven de 18 años en las fiestas de San Fermín en 2016 desató una enorme indignación social en abril de 2018. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra entendió que no medió violencia, pero, ante el clamor social, el ministro de Justicia en aquel momento, Rafael Català (PP), decidió encargar a un grupo de expertos que apenas había mantenido reuniones desde 1982, la revisión del Código Penal. En un principio estuvo integrado por 20 hombres y, también ante las protestas de expertos y juristas, se acabó modificando su composición, con 15 mujeres y 13 hombres.

Más información
El Supremo eleva la condena a La Manada a 15 años: fue una violación múltiple, no un abuso sexual
Los 1.080 días de La Manada
El Supremo puede hacer historia con la sentencia de la Manada

El grupo envió en diciembre de 2018 sus conclusiones al Gobierno para reformar el Código Penal. El texto legal no ha sido reformado aún. Las principales recomendaciones fueron:

  • La desaparición del término abuso sexual, pena a la que fueron condenados los integrantes de La Manada.
  • Todos los delitos contra la libertad sexual estén bajo el epígrafe de “agresiones sexuales”.
  • Todas las penas para agresiones sexuales se mantienen y se ajustan clarificando el texto actual.

Entre las agresiones, la más grave y la que tendrá la mayor pena será la violación, que quedará definida como una agresión con penetración y violencia o intimidación. Si la penetración es en grupo se considerará penalmente igual que si se hubiera actuado con violencia o intimidación hacia la víctima. Con este cambio, la agresión cometida por La Manada  ya no podría considerarse abuso, como sostuvo la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Navarra y ratificó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad, sino violación.

Las penas mínimas por violación serán de seis años, pero con agravante se elevará de 10 a 12. Actuar "en manada" agravará más la pena si también ha habido violencia o intimidación. La condena máxima oscilará entre los 12 y los 15 años. Será para los casos más graves. Por ejemplo cuando haya violencia extrema.

Las agresiones más leves (lo que ahora son abusos) tendrán de salida una pena más alta. De seis meses pasa a un año.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS