Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pakistán investiga el contagio masivo del VIH en más de 500 niños

Un médico local está en prisión acusado de negligencia. Se sospecha que algunos de los afectados resultaron infectados con jeringuillas usadas

Una jeringuilla pediátrica.
Una jeringuilla pediátrica. Getty Images
Islamabad / Madrid

Casi 700 personas, niños en su mayoría, han contraído recientemente el virus del sida (VIH) en el sur de Pakistán. Algunos de ellos fueron contaminados por jeringuillas usadas, según indicaron este domingo las autoridades sanitarias del país asiático. Las autoridades investigan si las malas prácticas de un médico local seropositivo están en el origen del contagio masivo del virus.

"681 personas, incluyendo 537 niños de entre dos y doce años, dieron positivo en las pruebas de VIH (...) en Ratodero", un subdistrito de la provincia de Sindh, al sur del país, declaró Zafar Mirza, consejero de Salud del primer ministro, Imran Khan, en una rueda de prensa retransmitida por la televisión pública. "Los pequeños han dado positivo, pero los padres no", ha indicado el asesor al respecto.

El Gobierno todavía no ha querido dar una versión oficial de los eventos, a la espera de recabar más datos. En su último balance de este domingo, el asesor ha negado conocer los motivos exactos del brote. "El uso de jeringuillas usadas podría ser una de las causas de la propagación de la enfermedad", añadió el consejero, que explicó que se había sometido a examen a más de 21.000 personas en esa zona. "El primer ministro, Imran Khan, anunciará medidas drásticas para prevenir la enfermedad cuando hayamos determinado la causa [exacta] de su propagación", indicó Zafar Mirza.

Las primeras informaciones sobre el brote comenzaron a llegar a mediados de abril desde la localidad de Larkana. Según una investigación de la cadena pública de radio estadounidense NPR, varios niños atendidos por un doctor local, Muzafar Ghangaro, dieron positivo en una prueba del VIH tras llevar días padeciendo "fiebres prolongadas". Por exigencia de los padres, Ghangharo acabó sometido a la fuerza a una prueba del VIH que dio positivo. "Aquí es cuando comenzamos a sospechar que estaba comenzando a extender el VIH en los niños con malas prácticas", según fuentes policiales a la emisora estadounidense.

El doctor fue acusado inicialmente de haber contaminado voluntariamente a los niños con jeringuillas usadas en su propia persona, pero fue absuelto de ese cargo. Actualmente está en prisión, pendiente de condena por "negligencia médica", según han confirmado fuentes policiales a Saama TV.

Mirza ha anunciado la llegada a la localidad de Karachi, "dentro de dos o tres días", de un equipo especial de la Organización Mundial de la Salud y del Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos; 10 expertos que visitarán las zonas afectadas y que realizarán una "investigación coordinada con los médicos locales", según ha explicado en rueda de prensa recogida por el diario Dawn.

Con cerca de 20.000 nuevos casos de personas seropositivas en 2017, el ritmo de propagación del sida en Pakistán es el segundo más rápido de Asia, según estadísticas de la ONU.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información