Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos políticos acuerdan acabar con espectáculos “denigrantes” como el de bombero torero

Las personas con enanismo reclaman en el Congreso una reforma legislativa para acabar con las humillaciones

Despedida de un espectáculo de 'bombero torero', en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) en 2017.
Despedida de un espectáculo de 'bombero torero', en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) en 2017. EFE

En los días previos a la disolución de las Cortes, los grupos parlamentarios han conseguido ponerse de acuerdo, y de forma unánime, en la necesidad de acabar con las humillaciones que sufren las personas con enanismo, y han considerado necesario realizar cambios normativos para impedir espectáculos como el bombero torero. Lo han hecho en la comisión mixta para la Unión Europea, al suscribir una declaración institucional en la que han abogado por poner en marcha esas reformas legislativas para que no se celebren espectáculos públicos y privados que "denigren" a las personas con acondroplasia.

Los parlamentarios instan también a poner en marcha un plan de inserción y formación laboral para que todos aquellos que trabajen en este tipo de espectáculos y actividades puedan acceder a un empleo "digno y decente". 

La acondroplasia es una displasia ósea que afecta a la placa de crecimiento de los huesos y es causante de una serie de patologías y de una talla notablemente disminuida y comúnmente designada como enanismo.

En España, aún existen espectáculos que denigran a personas con acondroplasia, según han reconocido los diputados, y además están regulados a pesar de que "humilla la dignidad y los derechos fundamentales" de estas personas con discapacidad. Ejemplo de ello es el artículo nueve del convenio nacional taurino que regula el "torero cómico" y establece que la cuadrilla debe tener al menos cinco personas pequeñas. Durante su comparecencia en la comisión, Felipe Orviz, portavoz y asesor jurídico de la Fundación Alpe —la principal organización española de afectados de acondroplasia—, ha considerado que este artículo "asimila lo cómico con lo pequeño".

"Ser pequeño y tener unos rasgos característicos es sinónimo de risa, de mofa y de humillación", ha afirmado Orviz, quien ha recordado que cada año cientos de Ayuntamientos contratan estos espectáculos para sus ferias y fiestas, como algo "cultural, gracioso y divertido". "¿Creen que contrarían los Ayuntamientos estos espectáculos si en vez de por personas con enanismo estuvieran integrados por personas con discapacidad visual, intelectual o movilidad reducida?", le ha preguntado Orviz a los parlamentarios.

Felipe Orviz y Saulo Fernández, psicólogo social de la UNED y asesor técnico de la Fundación Alpe, han insistido en pedir a los diputados y senadores que salvaguarden los derechos, la dignidad y decencia de estas personas y que esta vez "no pierdan la oportunidad" de prohibir este tipo de espectáculos. Orviz ha añadido que ya el pasado mes de septiembre, cuando compareció ante el Parlamento Europeo, las instituciones se quedaron "impactadas" porque "no entendían cómo un país como España, referente en avances de derechos civiles y sociales, amparaba y regulaba" situaciones y espectáculos cómico-taurinos, donde se denigra la condición del enanismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información