Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laura Luelmo figurará en la nueva estadística de violencia de género

El Gobierno prepara un nuevo listado para víctimas mortales sin relación sentimental con el agresor desde el 1 de octubre de este año

Dos mujeres colocan en un árbol de Navidad de la Plaza del Castillo en Pamplona dos estrellas, una de ellas con el nombre de Laura Luelmo y la otra con el numero de mujeres asesinadas este año.
Dos mujeres colocan en un árbol de Navidad de la Plaza del Castillo en Pamplona dos estrellas, una de ellas con el nombre de Laura Luelmo y la otra con el numero de mujeres asesinadas este año. EFE

Las delegaciones del Gobierno tienen la obligación de entregar al Ejecutivo datos sobre las víctimas mortales de género que no se hayan registrado en el ámbito de la pareja o expareja desde el pasado 1 de octubre. El objetivo es confeccionar una nueva estadística de violencia machista en paralelo a la existente que cumplirá con el Convenio de Estambul, aprobado en 2014 para prevenir y luchar contra estas muertes, y con el pacto de Estado contra la violencia de género de 2017.

“Es la primera vez que se hace esto para reconocer que hay otras violencias contra las mujeres", explica la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, la jueza Pilar Llop. Desde la Delegación no precisan cuándo empezará a publicarse la estadística: "Es necesario no solo recabar, sino analizar esos datos para ver qué víctimas se incorporan y cuáles no". Datos que, según el documento, deben enviarse "en su totalidad" y "cuanto antes", "a ser posible el mismo día del asesinato u homicidio", para que la Delegación puede confirmar si esa víctima mortal lo es por razones de género.

Después, desde las unidades de violencia (dependientes de las delegaciones de Gobierno) se hará "un informe de seguimiento", "para el que es necesario recabar los datos de todos aquellos recursos y servicios que hayan tenido algún contacto o intervención con la víctima, para tener el máximo conocimiento del caso", según el documento. Y, en función de las circunstancias, podría revisarse "la actuación de todas las instituciones públicas" relacionadas con este ámbito y las de "atención a las víctimas (Tribunal Superior de Justicia, Fiscalía Superior, servicios sanitarios, servicios sociales, etc.)".

La "ficha"

La "ficha" que las Unidades de Coordinación y de Violencia sobre la Mujer tendrán que enviar a la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género deberá tener información sobre el hecho (dónde, qué día y a qué hora); identidad, edad, nacionalidad y país de nacimiento del agresor y la víctima —aunque según especifica la circular, del agresor "solo iniciales"—, si había algún tipo de relación, si había "denuncias previas por algún delito o existían medidas cautelares o penas impuestas", el arma o el modo utilizado para el asesinato, si hubo agresión sexual, la detención o no del agresor, el suicidio o no del agresor, hijos de la víctima o discapacidad de la víctima.

Hasta ahora, víctimas como Laura Luelmo, Diana Quer (2016), Sonia Carabantes (2003) o Rocío Wanninkhof (1999) no formaban parte de la estadística oficial que el Gobierno recoge desde 2003. En la Ley Integral de 2004 se define la violencia de género como la que ejerce un hombre sobre una mujer con la que ha tenido una relación de pareja o sobre los hijos de ella, y se entiende que hay una relación de desigualdad en la que el hombre es superior a la mujer solo por su sexo.

En función de este criterio, numerosas organizaciones y expertos vienen pidiendo que víctimas como Laura Luelmo sean incluidas en estas estadísticas. También las víctimas de trata y dentro del ámbito de la prostitución. Para ello se envió una circular a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno el pasado 29 de octubre.

El Observatorio del Consejo General del Poder Judicial, en su último informe sobre sentencias dictadas por crímenes machistas, con datos de 2016, "ya incluye a  aquellas mujeres que no tenían relación con el agresor", explican desde el Consejo. Y, además, se pidió a la Comisión Nacional de Estadística (cuya reunión todavía está pendiente) "introducir las modificaciones necesarias para incorporar en los boletines trimestrales de los juzgados sobre este ámbito las denuncias presentadas  fuera de la pareja", cuentan las mismas fuentes.

Para Miguel Lorente, que ocupó el cargo de Pilar Llop entre 2008 y 2011, la inclusión de la violencia contra las mujeres fuera de la pareja o expareja es necesaria y explica que este tema ya se trató hace más de una década. "Creíamos que era el momento de empezar a extender esta idea, pero entonces la conciencia social sobre este asunto no era como la actual. Por eso decidimos en aquel momento vincular la cultura machista solo con la violencia más cercana y frecuente, para que la sociedad aprendiera a mirar desde esa perspectiva de género". Ahora, dice, ya es el momento de que alcance otra dimensión "y vaya más allá"; aunque cree que "los datos solo son un punto de anclaje". "Luego hay que analizarlos y estudiarlos a fondo para conocer la realidad".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >